Caballos son cada vez más víctimas de la crisis

Autoridades del Condado cada vez más encuentran caballos abandonados, aparentes víctimas de la crisis hipotecaria.
Caballos son cada vez más víctimas de la crisis
Las ejecuciones hipotecarias generalizadas en los últimos cinco años han obligado a algunas personas a abandonar propiedades rurales, en ocasiones dejando allí a los caballos.
Foto: Archivo

SAN BERNARDINO, California (AP).— Cada vez más caballos están siendo abandonados por sus dueños en el Condado de San Bernardino, en un aparente efecto residual del colapso del mercado inmobiliario en 2007.

Este año el Control y Atención de Animales del Condado ha recibido 35 caballos en el refugio Devore, casi la misma cantidad de animales recibidos desde 2011, informó el diario The Sun de San Bernardino.

“Eso dice que se están abandonando más caballos y que la gente todavía está teniendo dificultades económicas para atenderlos”, dijo al diario Brian Cronin, director de la agencia.

“Seguimos en una situación en la que los caballos están siendo abandonados con bastante regularidad”.

Las ejecuciones hipotecarias generalizadas en los últimos cinco años han obligado a algunas personas a abandonar propiedades rurales, en ocasiones dejando allí a los caballos. Se ha encontrado a los animales en cuencas de drenaje junto a autopistas o galopando en el desierto.

En las últimas semanas, dos voluntarios del rancho Mustang Spirit, un refugio para caballos en Pinon Hills, encontraron cinco caballos vagando en las llanuras áridas cerca de Phelan. Las autoridades de control animal del condado confiscaron los caballos: un padrillo, un potrillo, dos American Paint y un Buckskin.

Tania Bennett, presidenta y fundadora del rancho, dijo al Sun que recibe un promedio de cinco a seis llamadas telefónicas por semana de personas que quieren entregar sus caballos porque ya no pueden mantenerlos. Antes de que comenzaran las dificultades en la economía en 2007, el rescate recibía una o dos llamadas por semana de personas que querían entregar sus caballos, dijo Bennett.

En junio, un American Paint muerto fue encontrado por dos excursionistas en el desierto en Hesperia. En el valle Lucerne se encontraron los restos de más de 15 caballos en el desierto en las afueras de Camp Rock Road.

Parecían haber recibido disparos en la cabeza, dijo Jacob Johnson, que tiene un contrato con el refugio Devore para proporcionar servicios veterinarios equinos y que también tiene a su cargo los Servicios Veterinarios Equinos Mojave River en el valle Apple.

Cronin dijo que el área parecía ser un lugar para desecho de caballos muertos, y el caso continúa siendo investigado.

La mayoría de los caballos aceptados en el refugio Devore han provenido de Muscoy, 12 caballos en 2011 y ocho hasta ahora este año, dijo Cronin al Sun.

La mayor parte del resto de los caballos, dijo, provienen principalmente del desierto: Newberry Springs, Landers, Joshua Tree, Yucca Valley, Twentynine Palms, Oak Hills, Apple Valley y Pinon Hills.

Las autoridades dijeron que mantener un caballo puede ser muy costoso. A diferencia de una mascota hogareña típica, como un perro o un gato, que cuestan entre $500 y $800 al año, un caballo puede costar entre $4,000 y $8,000 al año, según el periódico. Los costos incluyen el heno, atención veterinaria de rutina, servicios de acicalado y alojamiento si el caballo no está en una casa o rancho.

Las personas que deseen adoptar un caballo del refugio Devore pueden presentar una oferta en un remate público con ofertas selladas que comienza siete días después de que el animal es llevado al refugio. La oferta mínima es $50, y si el caballo no recibe ninguna oferta en un remate, es adoptado por orden de llegada por $50, dijo Doug Smith, el encargado de supervisión animal del refugio.