Bolsas de plástico en rumbo a erradicación

California está cada vez más cerca de eliminar su uso, algunas ciudades ya decidieron
Bolsas de plástico en rumbo a erradicación
La iniciativa de una asambleísta de California dio paso a una política estatal uniforme que podría prohibir el uso de las bolsas de plástico.
Foto: AP

SACRAMENTO.- California está muy cerca de convertirse en el primer estado de la nación en prohibir el uso de bolsas de plástico en los supermercados y farmacias.

Un comité del Senado estatal acaba de votar a favor de un proyecto de ley AB298 para eliminar su uso.

En 2010, un intento por hacer ley estatal la prohibición fracasó en el Senado, pero dado a que en los últimos dos años 49 ciudades en el estado incluyendo Los Ángeles han aprobado leyes locales para eliminar la utilización de las bolsas de plástico, las esperanzas de que desaparezcan se han avivado.

“Después de que las compañías productoras de bolsas de plástico mataran mi primer intento por prohibir las bolsas de plástico, docenas de ciudades y condados de California aprobaron sus propias ordenanzas basadas en mi legislación”, comentó a La Opinión la asambleísta demócrata de Santa Mónica Julia Brownley, autora del nuevo proyecto de ley AB298.

Agregó que el movimiento de las bases ha creado un gran incentivo para una política estatal uniforme que prohiba el uso de las bolsas de plástico.

Brownley fue también la autora de la AB1648 en 2010, una medida aprobada en la Asamblea pero no en el Senado, según ella misma dijo debido a que las compañías productoras de las bolsas de plástico gastaron millones de dólares para socavarla.

El proyecto AB298 prohibiría que las tiendas proporcionen bolsas de plástico a partir del 1 de julio de 2014. Esto quiere decir que no habría bolsas disponibles para los clientes, sino únicamente bolsas reusables a la venta.

“Esta ley a nivel estatal no es sólo necesaria por el daño ambiental que provocan las bolsas de plástico, sino que también por el daño económico”, dijo Sara Sikich, directora de Recursos Costeros de la organización Heal the Bay con sede en Santa Mónica .

Destacó que sólo en Los Ángeles, el 25% de la basura en el río son bolsas de plástico y se gastan 24 millones de dólares en la limpieza y vigilancia. Al año, en la ciudad angelina se emplean dos mil 300 millones de bolsas de plástico.

En mayo pasado, Los Ángeles aprobó la eliminación de las bolsas convirtiéndose en la ciudad más grande de la nación en adoptar una ley de esa naturaleza.

Marce Gutiérrez, fundadora y directora de la organización Azul para educar y concientizar a los latinos sobre la conservación marina, acaba de lanzar la campaña en español Deja el plástico.

“Los latinos por generaciones hemos usado bolsas reusables, bolsas de yuxtle. Así que, lo que queremos es que los latinos vuelvan a sus raíces y dejen el plástico para que sean ejemplos de cómo ser líderes en la conservación”, señaló Gutiérrez.

Hizo ver que esta comunidad es doblemente afectada con las bolsas porque se encuentran no sólo tiradas en los ríos sino a las orillas de las comunidades donde viven.

Las ciudades en el Sur del Estado que han aprobado leyes locales para prohibir el uso de las bolsas de plástico son Malibu, Los Ángeles, Pasadena, Calabasas y Long Beach.

Actualmente están en discusiones en ciudades como Burbank, Glendale, Sherman Oakland, Indio, Encinitas e Inglewood.

Mark Daniels, presidente de la Alianza Estadounidense Progresista de las Bolsas (American Progressive Bag Alliance) que se opone a la medida comentó a La Opinión que las políticas que tratan de prohibirlas amenazan los empleos. “Por esas razones, continuamos oponiéndonos a cualquier política que prohíba o aplique impuestos a las bolsas de plástico y creemos que los legisladores deben considerar políticas más amplias no enfocarse en un sólo producto”.