Neurofeedback: un aliado contra el autismo

Se trata de monitorear los patrones cerebrales del pequeño y registrar su actividad en una computadora.

Neurofeedback: un aliado contra el autismo
El Autismo es una condición que interfiere con la capacidad de aprender comunicar y socializar de los seres humanos y puede presentar señales en los infantes desde los 18 meses de edad.
Foto: Foto Archivo

El autismo es un padecimiento que ha aumentado su registro en niños en los últimos años alrededor del mundo. No obstante, aunque aún no tiene cura, los avances tecnológicos contribuyen a mejorar la calidad de vida de los pacientes y han desarrollado nuevos recursos en los medios para combatir este mal.

Por ejemplo, en muchos países europeos utilizan los celulares de pantalla táctil, tabletas electrónicas, y computadoras como método para fomentar la comunicación en los niños, y han tenido muy buenos resultados terapéuticos

El neurofeedback tiene el objetivo de lograr un tratamiento eficaz contra padecimientos como la depresión, ansiedad, falta de concentración, déficit de atención y por supuesto el autismo.

Este método: “es el monitoreo de los patrones cerebrales y el registro de su actividad por un medio computarizado, el cual ayuda al menor a mejorar su reacción comunicativa mediante información visual y ejercicios estimulantes que se emiten desde de una PC”, comentó Luz María Álvarez, académica y coordinadora de la Investigación en psicología de la Facultad de Medicina de la UNAM.

Además, agrega la especialista que en el caso del autismo, el neurofeedback tiene una gran variedad de beneficios como la mejora en las funciones cognitivas, ayuda a acelerar el proceso de recuperación del lenguaje, logra que el menor tenga una conexión más cercana con el ambiente, personas y objetos que lo rodean, y estimula las neuronas a trabajar adecuadamente.

En muchas ocasiones, se piensa que tratamientos como el neurofeedback sólo son opciones a largo plazo o que no son tan fáciles de encontrar en el país. Sin embargo, en estos días en México es toda una realidad y ya está al servicio de la sociedad.

“Ha sido complicado mantener proyectos como éste, ya que el equipo que se utiliza para los tratamientos, es de alto costo y por consecuencia las sesiones también. Sin embargo, hoy en día es más fácil encontrar en hospitales, clínicas particulares, o incluso en universidades la posibilidad de asistir a ellos, con un menor costo y con mejores condiciones sanitarias”, señaló la experta.

De igual forma, señaló que es muy importante, si se va a someter a algún menor a esta técnica, asegurarse que es llevada a cabo por doctores especializados en el equipo y materiales empleados, ya que, en el caso del autismo y como por lo regular se alterna con medicamentos y terapias psicológicas, pueden haber efectos secundarios o retrasos en el desarrollo de los resultados.

Siempre que hay una nueva alternativa médica, surgen también muchas dudas. Por ello, la especialista responde tres de las más comunes en los padres de familia de niños con autismo

1. ¿El neurofeedback puede beneficiar a cualquier niño con autismo?

“Casi a todos. Cuando se presenta un autismo severo, es decir, cuando el menor no puede tener el control de un mouse, es muy complicado aplicar el tratamiento, ya que el medio de interacción es justamente este accesorio de la computadora”.

2. ¿Cuánto tiempo dura el tratamiento?

“En el caso del autismo, el tratamiento básico suele llegar a rebasar el año, y en otros casos llega a utilizarse hasta 2 años”.

3. Si no hay autismo severo ¿cómo saber si el neurofeedback puede ayudar a un menor?

Si después de 3 o 4 sesiones no se registran cambios en el menor, tal vez no esté funcionando. Acudan a su especialista, él les dará las instrucciones adecuadas, o incluso otros medios de tratamiento.

Colaboración de Fundación Teletón México.

Bojorge@teletón.org.mx