Unos 100,000 ancianos son maltratados en Chicago

El Gobierno estatal impulsa una campaña contra el abuso que sufren las personas de la tercera edad

Chicago – Dos millones de personas mayores de 60 años residen aproximadamente en Illinois, de los cuales un estimado de 100,000 son maltratados, abandonados o explotados cada año, de acuerdo con cifras de Departamento para la Vejez del estado.

Al cumplirse el octavo año de la campaña “Rompe el silencio” que tiene el fin de concientizar a la población sobre el abuso a los ancianos, el gobernador Pat Quinn proclamó julio como el mes de la prevención del maltrato de las personas de la tercera edad.

Busque aquí información sobre la campaña

Lo anterior, con el objetivo de sumar a un número mayor de ciudadanos para que colaboren en la protección de esta población.

La proclama del gobernador reconoce que a nivel nacional entre 4 y 5% de las personas mayores de 60 años están sujetas a algún tipo de abuso, incluido el físico, emocional y sexual.

Además son proclives a la explotación económica y descuido de las necesidades de atención básica, “y el problema sigue siendo en gran medida oculto de tal manera que la mayoría de los casos no se denuncian”.

En el 2005, cuando el Departamento para la Vejez comenzó la campaña “Rompe el silencio”, el número de casos notificados de abusos y maltrato contra personas mayores era de 8,584, cifra que se ha ido incrementando hasta llegar el año pasado a cerca de 11 mil denuncias.

Cada año la campaña de sensibilización realiza una conferencia que reúne a los defensores, proveedores de servicios y otros profesionales para compartir información y aprender lo último sobre el tema de los derechos de los ancianos.

En esta ocasión el encuentro se centra en la prevención de la explotación económica, que es la forma más frecuente de maltrato a personas mayores.

La conferencia, que se desarrollará mañana, tiene como tema la prevención de fraude financiero, a la cual se invitaron a empleados de bancos y cooperativas de crédito con el fin de diseñar formas que permitan a las agencias estatales y federales trabajar en conjunto con instituciones financieras para proteger a los consumidores de la tercera edad.

El gobernador destacó en su proclama la necesidad de que los ciudadanos de Illinois reconozcan los signos de abuso, negligencia y explotación.

Además que cada comunidad en el estado se niegue a tolerar este delito en contra de los residentes de edad avanzada mediante la concientización de la severidad de este maltrato y con la esperanza de erradicarlo de la sociedad.