‘Importancia de Egipto para EEUU’

Es un 'socio estratégico' en la región, dijo Hillary Clinton

La secretaria de estado, Hillary Clinton, habla en la reapertura del consulado general estadounidense, ayer, en Alejandría (Egipto).
La secretaria de estado, Hillary Clinton, habla en la reapertura del consulado general estadounidense, ayer, en Alejandría (Egipto).
Foto: EFE

EL CAIRO, Egipto (EFE).- La secretaria de Estado de EEUU, Hillary Clinton, destacó ayer la importancia para su país de Egipto como “un socio estratégico” en la región, durante una reunión con el jefe de la Junta Militar egipcia, el mariscal Husein Tantaui.

En el segundo y último día de su visita a Egipto, la jefa de la diplomacia estadounidense expresó el deseo de su Gobierno de promover los lazos de cooperación con el país árabe, según informó a Efe una fuente castrense.

A la cita con Tantaui, en la que se revisaron los últimos acontecimientos en el ámbito local y regional, asistieron también varios miembros de la Junta Militar y la embajadora de EEUU, Anne Paterson.

La secretaria de Estado estadounidense se entrevistó, además, en El Cairo con jóvenes emprendedores y con grupos de defensores de los derechos de las mujeres.

Estas reuniones se celebraron después de que Clinton mantuviera ayer un encuentro con el presidente egipcio, Mohamed Mursi, al que comunicó el apoyo estadounidense a la transición democrática en Egipto.

La última parada de la jornada fue Alejandría, la segunda ciudad del país, a donde se trasladó para inaugurar el Consultado General de EEUU en esta localidad.

Se trata del primer viaje de Clinton a Egipto y de la primera visita de un responsable estadounidense de este rango desde que Mursi jurara el cargo de presidente el 30 de junio pasado.

La visita de la secretaria de Estado no ha estado exenta de polémica ya que varias organizaciones izquierdistas y liberales han convocado protestas en contra de este viaje.

Decenas de personas se concentraron ayer junto a la Embajada de EEUU, en el centro de El Cairo, y en la Biblioteca Alejandrina, dijo a Efe una fuente de los servicios de seguridad, que agregó que, debido a las protestas, Clinton anuló la visita que tenía prevista a este centro cultural de Alejandría.

El fundador del grupo copto (cristiano egipcio) Jóvenes de Maspero, Mena Zabet, cuya organización fue una de las convocantes de la manifestación en la embajada, apuntó a Efe que su objetivo es enviar a EEUU un mensaje para que detenga su “injerencia” en los asuntos egipcios.

“Queremos decir al pueblo estadounidense que EEUU está bloqueando la libertad en Egipto con su apoyo a los Hermanos Musulmanes”, denunció Zabet.

El activista se quejó, además, de que la Administración norteamericana apoyó en el pasado al expresidente egipcio Hosni Mubarak y que ahora respalda a los Hermanos Musulmanes para intervenir “explícitamente en los asuntos egipcios”.

Por estos mismos motivos, representantes de la Iglesia Ortodoxa y de la Evangélica, así como dirigentes políticos cristianos, rechazaron reunirse ayer con Clinton.

En un comunicado, varias personalidades de esta comunidad, como el empresario y político Naguib Sawiris y el exdiputado Emad Gad, criticaron que “EEUU apoya al islam político e ignora a otras corrientes”.

En opinión del analista político Mustafa Kamel, profesor de la Universidad Americana de El Cairo, EEUU concede mucha importancia a esta visita de Clinton para “evaluar la situación en Egipto tras la victoria de un miembro de los Hermanos Musulmanes”.

“Washington está preocupado por la actitud que las nuevas autoridades egipcias van a tener hacia Israel y por la estabilidad política en Egipto ante las diferencias entre la Junta Militar y Mursi”, subrayó.

Kamel señaló que Clinton “ha venido a traer un mensaje a Mursi y Tantaui de que deben trabajar juntos para buscar una solución a la situación actual”.

A su juicio, el auge de los islamistas en el país árabe no va a traer grandes cambios en las relaciones entre ambos estados, que han mantenido lazos estrechos desde la firma del tratado de paz entre Egipto e Israel en 1979.

El experto afirmó que el único punto de fricción a partir de ahora podrían ser los vínculos entre los Hermanos Musulmanes, de cuya militancia renunció Mursi tras su victoria electoral, y el grupo islamista palestino Hamás, que gobierna en la franja de Gaza.

“Mursi apoya a Hamás lo que podría traducirse en una mayor facilidad para la entrada de armas en Gaza”, apuntó Kamal, quien consideró que para EEUU es motivo de inquietud la situación de seguridad en la península del Sinaí y en las fronteras con Israel.

Tras visitar Egipto, Clinton tiene programado viajar a Israel, donde culminará una gira internacional que le ha llevado a visitar Francia, Japón, Mongolia, Vietnam, Laos y Camboya.