Claudia Ramírez no se muerde la lengua

Critica la trama de "La que no podía amar" que ahora protagonizan Ana Brenda Contreras, José Ron y Jorge Salinas.
Claudia Ramírez  no se muerde la lengua
Claudia Ramírez es una de las protagonistas de 'Sin tu mirada'.
Foto: Telemundo

MÉXICO, D.F.- En la pantalla chica se transforma de acuerdo con su personaje.

En la vida real, Claudia Ramírez es una mujer energética, habladora y, contrario a la gran mayoría de sus colegas, muy franca a la hora de decir lo que piensa.

Uno de sus grandes éxitos en la pantalla chica fue Te sigo amando, junto a Luis José Santander y Sergio Goyri, en 1996.

Esta historia fue el segundo refrito de la original de Delia Fiallo La mujer que no podía amar, cuyas versiones incluyen Monte Calvario y la actual La que no podía amar, que se trasmite por Univision.

“No es porque yo estuviera en Te sigo amando pero fue una producción muy padre para su época. Pero esta [La que no podía amar] no me gustó para nada”, dijo a este diario luciendo casi tan joven e igual de delgada que en los noventa.

A la trama que ahora protagonizan Ana Brenda Contreras, José Ron y Jorge Salinas, la describió como una producción más.

“Si no hay nada que te sorprenda, no se vale. El chiste es mejorar el producto, la historia, enriquecerla y y no meterle basura para alargarla. Así que no me parece que fue nada sorpresivo. Ese es mi punto de vista. El chiste es que [el papel estelar] era una chavita muy buena, muy ingenua, que agarraba este tipo [el antagónico] que se encaprichaba con ella. Pero si ella está de ‘tú por tú’ con este tipo, no hay sorpresa. Y ella al final decía no, no quiero, ni a uno ni al otro y se va sola con su hijo. No hay final feliz”, enfatizó.

Durante los últimos años, en los que estuvo alejada de los sets de grabación para dedicarlos a cuidar a sus dos hijos varones, le costó encontrar un melodrama entretenido.

“Soy selectiva pero me puedo enganchar con algo muy fácil. Pero últimamente no ha habido ninguna novela que digo: ‘La voy a ver’, de ningún canal. Nos hace falta el elemento sorpresa… No me gusta el look, de lo que se trata, como está hecha. El hecho de que sea una telenovela no significa que tenga que ser una telenovela mal hecha, mal producida, con mala foto o que sea irreal “, declaró.

Por eso comentó estar contenta de retomar su carrera en las telenovelas, tras una década de ausencia, con una producción que promete ser diferente.

“Me gusta hacer algo interesante como lo que está haciendo Argos con Telemundo al darle un giro a una telenovela clásica. Todo está muy bien cuidado, en Rosa Diamante”, dijo durante un receso de grabaciones sobre el proyecto que la regresa a la pantalla chica.

Morir para vivir, El amor de mi vida, María José, La indomable y Lo que es el amor son algunos de los melodramas en los que trabajó con las empresas mexicanas TV Azteca y Televisa, primordialmente.

“Raquel es una mujer sumisa que se encontró en su esposo la vida que ella esperaba pero tiene un pasado sórdido que siempre trata de ocultar. Es una mujer que sufre miedo. Soy medio mala con la gente que no quiero y buena con la gente que quiero, como un ser normal”, comentó sobre su nuevo rol en la que ella deja a una niña huérfana en un colegio y años después la joven descubre su origen sin planearlo.

Emocionada con su actual empleo, y ahora que sus hijos tienen una edad que ella considera suficiente para ser más independientes, nueve y 16 años, tiene planes de hacer más series de televisión como Infames y S.O.S. así como películas. “Los personajes reales que lloran, se ensucian, se despeinan son los que a la gente le gusta”, aseguró con una gran sonrisa y una energía que no faltó en ningún momento.