Estratega antigay dice amar mucho a su hermana lesbiana

El estratega de la campaña contra los matrimonios gay en 4 estados, Frank Schubert, renunció a su tarea de consultor para encabezar la lucha contra las uniones homosexuales.

Frank Schubert reza el rosario diariamente en St. Paul Cathedral.
Frank Schubert reza el rosario diariamente en St. Paul Cathedral.
Foto: AP Photo / Jim Mone

MINNEAPOLIS (AP) – Hace cuatro años, Frank Schubert era un consultor político bien remunerado para lo que él llama en broma “las fuerzas del mal”: compañías de tabaco, madera y productos farmacéuticos, hasta que accedió a dirigir la campaña de 2008 para derogar el matrimonio gay en California.

Lo que comenzó como un reto profesional se ha convertido en una cruzada personal. Y Schubert, un especialista en mensajes políticos, se ha convertido en la figura central de un gran esfuerzo para evitar que el matrimonio gay sea legal en todo el país.

Schubert gestiona cuatro campañas a nivel estatal, donde el problema estará en la boleta en el otoño en Maine, Maryland, Minnesota y Washington. Tratan de mantener la racha ganadora en la que los conservadores han logrado leyes anti matrimonios gay en los 32 estados en la última década.

Sin embargo, ese logro podría estar en peligro ya que algunas encuestas nacionales muestran que la opinión pública cambia gradualmente hacia la aceptación del matrimonio gay. Ocho estados lo permiten.

Schubert aseguró que su misión es hacer entender a los votantes lo que está en juego.

“Cinco mil años han demostrado que el matrimonio entre un hombre y una mujer nos es muy útil”, dijo y agregó que “es fundamental para nuestra naturaleza como personas”. La alternativa es una cultura basada en los deseos personales, señaló.

Las iniciativas de este año contarán con una colisión de organizaciones bien financiadas y los esfuerzos de los medios de comunicación tan sofisticados como en cualquier campaña política nacional. La National Organization for Marriage, una organización no lucrativa de Washington, DC, con el apoyo de los donantes conservadores, financia el esfuerzo de Schubert. Grupos de derechos homosexuales y sus partidarios también hacen una fuerte inversión del otro lado. Se calcula que las fuerzas de oposición gastarán hasta $20 millones sólo en Minnesota.

Las campañas ofrecerán una nueva prueba para los mensajes contradictorios sobre un tema polémico: ¿Los homosexuales tienen el mismo derecho a casarse que los heterosexuales? ¿O debe la sociedad permitir que los niños crezcan en un entorno en el que el matrimonio homosexual es una opción de vida viable?

Los organizadores de derechos de los homosexuales a regañadientes admiran la habilidad de Schubert, a pesar de no aceptar lo que está haciendo.

“Nos guste o no, lo que ha hecho es un muy buen trabajo al aprovechar los temores de la gente acerca de la homosexualidad y que todavía son reales”, dijo Julie Davis, una activista LGBT de San Francisco.

Para Schubert, un hombre fornido de barba blanca a sus 56 años, la causa ha sido una perfecta unión de su experiencia profesional y sus valores personales.

A principios de este año, Schubert renunció a la empresa de consultoría de 15 miembros que cofundó en California, que facturaba $ 2.5 millones en un año lento, para incursionar en un campo mucho menos lucrativo. Pero -dijo- su trabajo “ha profundizado mi propia fe, profundizó mi propio matrimonio.”

Asevaró que no todos entienden su elección, incluso en su propia familia. Schubert tiene una hermana menor que tiene hijos con su pareja lesbiana.

“Yo amo mucho a mi hermana, y quería que supiera que mi trabajo sobre este tema no significa que yo la vea como una persona menos valiosa”, señaló.

Anne Marie Schubert, fiscal del Condado de Sacramento, declinó ser entrevistada para este artículo.