Hanley va a los Dodgers

Marlins dejan ir a su pelotero estrella a cambio de prospectos
Hanley va a los Dodgers
Hanley Ramírez debutó ayer con la franela de los Dodgers, que perdieron 3-2 en contra de los Cardenales de San Luis.
Foto: AP

MIAMI (AP).- Los Dodgers de Los Ángeles adquirieron ayer los servicios del dominicano Hanley Ramírez, ex campeón de bateo de la Liga Nacional, procedente de los Marlins de Miami, en un acuerdo de canje que involucra a varios peloteros.

Es el segundo canje relevante que realiza el equipo de Florida en el último par de días debido a una decepcionante temporada.

Los Marlins anunciaron el acuerdo el miércoles durante una conferencia de prensa antes de su juego contra los Bravos de Atlanta.

Los Dodgers obtendrán también al relevista Randy Choate, mientras que los Marlins recibirán al lanzador Nathan Eovaldi y al lanzador de ligas menores Scott McGough.

“Estoy triste por irme, esta siempre será mi casa”, dijo Ramírez al enterarse del cambio al cuadro angelino.

Los Marlins están intercambiando estelares, igual que lo hicieron después de sus campeonatos en 1997 y 2003 pero el presidente del club, David Samson, aseguró que este éxodo es diferente.

“Pienso que una liquidación llega después de una victoria en la Serie Mundial”, dijo.

“No sé por qué habría que llamar liquidación al intercambio de jugadores de un equipo que está teniendo un rendimiento tan bajo. Por eso creemos que estamos haciendo todo lo que podemos para ganar más partidos”, apuntó el directivo.

El plazo para realizar canjes en la Grandes Ligas vence el próximo martes, y varias estrellas, incluyendo al el japonés Ichiro Suzuki, el dominicano Wandy Rodríguez y Kevin Youkilis, se han mudado a clubes que aspiran a la postemporada.

El martes, los Marlins cedieron a dos venezolanos, el lanzador Aníbal Sánchez y el pelotero de cuadro Omar Infante, quienes ahora militan en Detroit.

A cambio, los Tigres entregaron al promisorio lanzador Jacob Turner y a dos peloteros de las ligas menores.

Ramírez, de 28 años, batea para .246, con 14 jonrones y 47 impulsadas.

Está muy lejos de la mejor temporada que ha tenido, la de 2009, cuando tuvo un promedio de bateo de .342 con un total de 24 vuelacercas y 106 carreras impulsadas.