Se suman activistas de San Diego a protestas en Anaheim

Se planean también protestas en San Francisco, Los Ángeles, Chicago, Nueva York y Seattle.
Sigue a La Opinión en Facebook
Se suman activistas de San Diego a protestas en Anaheim
La furia mostrada por la comunidad en los días recientes habla de un profundo sentimiento de desconfianza en el gobierno.
Foto: Archivo / AP

San Diego (Notimex).- Activistas de San Diego se sumaron a las protestas pacíficas contra la policía de Anaheim en California, a una semana de que oficiales dieran muerte por separado a dos latinos y reprimieran protestas de amas de casa.

Kali Katt, vocera de Ocupe San Diego, informó que también se planeban protestas en ciudades como San Francisco, Los Ángeles, Chicago, Nueva York y Seattle.

Informó que “la gente está atenta viendo lo que pasa con el público en Anaheim y nosotros nos solidarizamos con esa causa”.

Por lo menos 80 personas partieron del Parque Chicano en el Barrio latino Logan de San Diego, pero según organizadores otros contingentes podrían sumarse en el camino a Anaheim (unos 175 kilómetros al norte de San Diego).

El sábado anterior un policía mató a Manuel Díaz de 24 años de edad, a quien consideró como sospechoso y cuando sus vecinos protestaban, en su mayoría amas de casa, la policía respondió con gases pimiento, balas de goma e incluso un perro que agredió a manifestantes.

Los ánimos de la comunidad latina, que es más de la mitad de habitantes en Anaheim, aumentaron cuando al día siguiente la policía mató a otro latino, Joel Acevedo, de 21 años, quien habría disparado a unos agentes.

Al aumentar las protestas, la policía arrestó a unos 25 latinos y cedió la investigación sobre las muertes de Díaz y Acevedo a autoridades federales.

Entre tanto la madre de Díaz, Genoveva Huízar, demandó a la ciudad por $50 millones y llamó a los manifestantes a protestar pacíficamente, sin embargo, la noche del jueves grupos de manifestantes rompieron aparadores de negocios en el centro de la ciudad.

La abogada de los familiares de Díaz, Dana Douglas, atribuyó la muerte del joven latino a prejuicios de la policía.

“La policía no habría convertido en sospechoso a un joven de raza blanca en un vecindario acomodado sólo porque sostuviera una conversación”, dijo la abogada.