Piden explicación sobre lectores automáticos de placas de autos

La Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) envió una carta a departamentos de policía en 38 estados para que expliquen cómo usan la información obtenida por lectores automáticos de placas de automóviles.
Piden explicación sobre lectores automáticos de placas de autos
El nuevo sistema está compuesto por cámaras montadas en autos de patrulla o fijas en postes o debajo de puentes que toman fotografías de cada licencia de auto que pasa por la carretera.
Foto: EFE / Archivo

Tucson, Arizona (EFE).- La Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) envió una carta a departamentos de policía en 38 estados para que expliquen cómo usan la información obtenida por lectores automáticos de placas de automóviles, se informó.

ACLU indicó que, de acuerdo a información de la Agencia Estadounidense Antidrogas (DEA), este sistema conocido por sus siglas en inglés como ALPR ya se encuentra en funcionamiento en estados como Nuevo México.

La organización defensora de los derechos civiles presentó también un requerimiento pidiendo a los departamentos de Justicia, Seguridad Nacional y Transporte para saber cómo se están usando fondos federales para financiar la expansión de este programa y el uso en sí de esta tecnología.

ALPR consiste en cámaras montadas en autos de patrulla o fijas en postes o debajo de puentes que toman fotografías de cada licencia de auto que pasa por la carretera.

Cada foto tiene el día y la hora en la que fue tomada y es enviada y almacenada en una base de datos que envía una alerta a un oficial cuando aparece información que coincida con alguien a quien están buscando.

“Los lectores automáticos de placas de autos permite a la policía seguir nuestra ubicación, saber dónde conducimos y almacenar esta información para siempre”, dijo Catherine Crump, abogada con el departamento del Proyecto de Tecnología, Privacidad y Habla de ACLU.

“Los ciudadanos tienen el derecho de saber cuándo nuestros departamentos policiales están usando esta tecnología de forma responsables o si están manteniendo la información de nuestros movimientos por meses o años sin una buena razón”, dijo Crump en un comunicado de prensa.

ACLU indicó que el uso de ALPR se está expandiendo rápidamente por todo el país, pero el publico sabe muy poco al respecto de cómo se usa la información.