Ambiciones de Irán intrigan a dirigentes

El funcionario estadounidense tratará ese y otros temas hoy con su colega israelí
Ambiciones de Irán intrigan a dirigentes
Leon Panetta, secretario de Defensa de Estados Unidos, en el momento de su llegada ayer a Tel Aviv, Israel.
Foto: AP

JERUSALÉN, Israel (EFE)- El secretario de Defensa de Estados Unidos, Leon Panetta, aterrizó ayer en Tel Aviv para tratar con las autoridades israelíes sobre la cooperación en materia de defensa y sobre el programa nuclear de Irán.

Panetta fue recibido en el aeropuerto por el director general del Ministerio de Defensa israelí, el general en la reserva Udi Shani, informó el Ministerio en un comunicado.

El titular de Defensa estadounidense se reunirá hoy con su colega israelí, Ehud Barak, y será recibido más tarde por el presidente, Simón Peres, y el primer ministro, Benjamín Netanyahu.

Las conversaciones se centrarán en las medidas para impedir que Teherán desarrolle la bomba nuclear, que Israel considera una amenaza existencial, así como en el margen de tiempo que se puede dejar para que funcionen las sanciones internacionales sobre Irán.

Las autoridades israelíes consideran que tanto las sanciones como las negociaciones que se llevan a cabo con el grupo 5+1 (los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU más Alemania) han fracasado y que Irán no ha puesto límite a su programa, como le exige Occidente.

El jefe del Estado Mayor israelí, general Beni Gantz, aseguró que “todas las opciones están encima de la mesa” para luchar contra las ambiciones nucleares de Teherán, reiterando la posibilidad de que Israel se incline por un ataque a sus instalaciones nucleares.

“Irán continúa sus esfuerzos de lograr capacidad nuclear. Esto es un problema global y regional grave y no debemos ignorarlo, porque es el único país en el mundo que está desarrollando armas nucleares mientras pide la aniquilación de otro país (Israel)”, declaró hoy Gantz, según informó el diario Yediot Aharonot en su versión digital.

“En lo que a mi me concierne, todas las opciones están encima de la mesa, y esto no es un eslogan, sino un plan de acción”, subrayó.

Según los analistas, la posición israelí choca con la más cauta postura de Washington, que cree que aún queda un plazo largo (de un año y medio según algunos medios) hasta que Teherán alcance el punto de no retorno en su proyecto nuclear.

El ministro de Defensa de Israel, Ehud Barak, admitió el pasado mayo que las autoridades israelíes mantienen diferencias con las de Washington sobre cómo lidiar con el programa nuclear iraní y afirmó que su país decidirá unilateralmente cómo actuar frente al mismo.

“Al final, es obvio que el Gobierno israelí, y sólo él, es responsable de tomar decisiones sobre asuntos vitales para el futuro y la seguridad del Estado de Israel y (…) del pueblo judío”, dijo Barak, que añadió estar seguro de que “la responsabilidad política y de seguridad puede combinarse con el mantenimiento de la relación especial con EEUU”.