Breves de Latinoamérica

Cuatro policías municipales y un funcionario mexicano fueron asesinados durante un frustrado robo a un vehículo usado para transportar los fondos de un programa de ayuda social en el estado de Veracruz, en el este de México.

Los cinco ocupantes del vehículo murieron a causa de los disparos hechos por los delincuentes que, sin embargo, no obtuvieron botín alguno pues los fondos que transportaban los asesinados ya habían sido entregados a sus destinatarios cuando se produjo el ataque.

De acuerdo con fuentes policiales, los hechos ocurrieron el pasado lunes en el municipio de Tlachichilco, ubicado en el norte de Veracruz, a unos 400 kilómetros de la capital mexicana.

Los asaltantes colocaron un tronco en un camino de tierra entre las comunidades Onatal Azteca y Otatitlán y dispararon contra el vehículo en el que viajaban cuatro policías y un funcionario del programa Oportunidades de la Secretaría de Desarrollo Social, quienes murieron en el lugar.

Los agresores intentaron robar el dinero de los beneficiarios del programa que apoya con recursos públicos el combate a la pobreza en zonas marginadas de México, pero el dinero había sido entregado horas antes en la comunidad Otatitlán.

Al menos cinco presuntos delincuentes fallecieron en un enfrentamiento armado con marinos mexicanos en Xalapa, capital del oriental estado de Veracruz, informaron fuentes oficiales.

Según la fiscalía del estado, un grupo armado abrió fuego contra un convoy de marinos que realizaba patrullas de rutina en una colonia de la zona de los municipios de Xalapa y San Andrés Tlalnelhuayocan.

El personal de la Secretaría de Marina repelió la agresión y dio muerte a cinco presuntos delincuentes.

Además, capturó a otros cuatro y decomisó diversas armas y vehículos. La fiscalía de Veracruz señaló que está en marcha un operativo especial para capturar a otros implicados en el tiroteo.

El Gobierno federal puso en marcha en octubre pasado la operación “Veracruz seguro” con el despliegue de fuerzas federales y el reforzamiento de tareas de inteligencia para garantizar la seguridad en la región, sacudida por una ola de violencia.

Veracruz, una zona de paso de miles de inmigrantes que buscan el sueño americano y un corredor para el tráfico de drogas hacia EEUU, es disputado por cuatro carteles de las drogas- Los Zetas, Golfo, Jalisco Nueva Generación y la Familia Michoacana.