Descansa en paz Lupe Ontiveros

La actriz Lupe Ontiveros fue despedida por familiares, colegas y amigos que resaltaron sus cualidades y contribuciones a la comunidad.

Guía de Regalos

Descansa en paz Lupe Ontiveros

Con “Lupe descansa con Dios” en inglés, el sacerdote inició la misa póstuma en honor a Lupe Ontiveros la mañana de ayer.

Frente al féretro cargado por sus tres hijos, esposo y otros seres queridos, la lluvia de elogios así como de momentos nostálgicos y hasta graciosos dominaron la ceremonia religiosa en la iglesia católica St. Hilary en Pico Rivera, ciudad en la que residía la actriz mexicoamericana de 69 años.

“Esta es una celebración de la vida de Lupe. Los que la conocían y los que no sabían que era una fuerza de la naturaleza, sobre o fuera del escenario… Ella dejó al mundo mejor de lo que lo encontró. Ese fue su legado. Fue una gran actriz y una gran persona. La vamos a extrañar”, dijo el alcalde de Los Ángeles Antonio Villaraigosa en el evento eucarístico.

“Como Lupe no hay otra”, expresó la supervisora del condado angelino Gloria Molina tras enfatizar su activismo.

“Nunca hizo un papel que no le pusiera pasión así fuera una asesina o una sirvienta”, agregó.

Su gran amigo, Edward James Olmos, hizo llorar, después aplaudir y finalmente hasta reír a los presentes.

“El tiempo ha llegado. Hoy voy a llorar en frente del mundo porque hoy debemos de llorar por Lupe. Hemos perdido a la madre de nuestra cultura”, dijo con una voz quebrantada el actor mexicoamericano.

Olmos también compartió su frustración cuando la actriz decidió no decirle a su familia durante cuatro meses que había sido diagnosticada con cáncer en el hígado, enfermedad que terminó con su vida la noche del 26 de julio.

“Cuando se enteró estaba llorando, tenía miedo… Pero no pudo [luchar], la enfermedad fue muy fuerte”, expresó.

Añadió que por Ontiveros seguirá luchando por tener más latinos en el mundo del entretenimiento. “La industria todavía nos ve como algo no comercial. Tenemos que esperar a que se den cuenta. Tienen más miedo de nosotros que la fregada. Lupe, seguiremos adelante”, aseguró.

Tras sus palabras los gritos de “¡Viva Lupe!”, los fuertes aplausos y una ovación de pie de parte de los cientos de asistentes que abarrotaron el recinto se convirtieron en los minutos más inolvidables de la ceremonia.

Un anécdota posterior cambió el ánimo de los presentes que se limpiaban las lágrimas de los ojos. “No se aguantaba esta mujer. El otro día que miró un póster de Ofelia Medina dijo: ‘¡Wow!, lo que hace retocar las fotos'”, recordó Olmos.

El hijo menor de Ontiveros, Elías Jr., también leyó una carta del presidente Barack Obama y su esposa en el que daba su pésame a la familia.

Lupe también se escuchó a través de una grabación en la que dijo que “lo mejor de todo era que la gente me llama una pionera. Tuve una vida muy plena”. Tras esto el Mariachi Estrella de Jalisco cantó Amor eterno.

Fotos de ella sonriente, arreglos florales y un póster con la lista de todos sus trabajos como actriz fueron elementos principales de los servicios fúnebres así como la traducción simultánea de lenguaje de señas; sus hijos Nicolás y Alejandro son sordomudos.

Tras la misa, sus restos fueron transportados a Rose Hills Memorial Park & Mortuary en Whittier. Allí se soltaron unas palomas y el mariachi cantó temas como Las golondrinas, Somos novios y La barca de oro. Sus familiares y amigos se despidieron de ella colocando flores encima de su átaud, con muchos de ellos visiblemente tristes.

Sus colegas Wilmer Valderrama, Jimmy Smits, Esaí Morales, Tony Plana y su compañera de Rob, Rosa María Riva, al igual que el director de cine Sergio Arau, el director y guionista Rick Nájera así como el diseñador de los carros alegóricos del Desfile de las Rosas Raúl Rodríguez, el asambleísta estatal Gil Cedillo y la lider comunitaria Dolores Huerta acudieron a despedirla.