Lo acusan de falsificador de pasaportes

Hombre es acusado de falsificar pasaportes de Guatemala y otros documentos
Lo acusan de falsificador de pasaportes
La investigación por venta de documentos falsos estaba en curso desde 2008.
Foto: Archivo / La Opinión

Agentes encubiertos se hicieron pasar por compradores de documentos falsos para poder arrestar el pasado 31 de julio a Otto Escobar, propietario de la escuela de tráfico O.K. Driving que se ubica en Van Nuys.

A Otto Escobar, de 54 años de edad, le descubrieron papelería del Departamento de Vehículos de Motor (DMV), formularios I-94 de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) para ingresar al país como turista, pasaportes en blanco de Guatemala y varios sellos de goma con escudos oficiales de agencias estatales y federales.

Los agentes realizaron cateos en su residencia de Granada Hills, en el negocio que operaba en Van Nuys y en su vehículo.

Ron Sabatine, detective del Departamento del Sheriff de Los Ángeles, explicó se trata de una investigación que aún está en proceso y que data de 2008.

Dijo que no es el primer caso de falsificadores de documentos que descubren en el Valle de San Fernando, aunque tradicionalmente este tipo de delincuentes operan en el área de Westlake, a los alrededores de MacArthur Park.

Las oficinas de la escuela de tráfico O.K. Driving están ubicadas en el 6743 de la avenida Hazeltine, en Van Nuys, donde solían acudir los compradores de documentos chuecos.

Sabatine indicó que también los certificados de la escuela de tráfico eran falsificados por Escobar.

Dichos certificados, explicó el detective, solía venderlos hasta en 100 dólares sin que el automovilista realizara el curso que requieren las autoridades para limpiar las infracciones.

El negocio O.K. Driving, que no es el único propiedad de Otto Escobar, operaba de manera legal, pero realizaba operaciones ilegales, aseguró Sabatine.

Los pasaportes guatemaltecos y algunos otros documentos solía venderlos hasta en 1,000 dólares, indicó el detective.

La investigación estuvo a cargo de agentes del Sheriff, de la Oficina de Control de Inmigración y Aduanas (ICE), del Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI) y del DMV.

Otto Escobar fue liberado tras pagar una fianza de 20,000 dólares, pero tendrá que enfrentar un proceso judicial federal por el delito de falsificación de documentos.