Quiere saber sobre felicidad de EEUU

El presidente del Fed, Ben Bernanke, dice que es clave para él evaluar el progreso económico del país más allá del desempleo

Quiere saber sobre felicidad de EEUU
Bernanke (izq.) asegura que hay que buscar medidas mejores para incentivar el bienestar económico.
Foto: AP

WASHINGTON, D.C.- El presidente del Banco de Reserva Federal (Fed) , Ben Bernanke, quiere saber si los estadounidenses son felices, ya que, dijo, medir la felicidad puede ser tan importante para evaluar el progreso económico como el determinar si la inflación o el desempleo son altos.

La economía no sólo es sobre dinero y beneficios materiales, dijo Bernanke. También es sobre en tener y promover “una mejoría en el bienestar”.

Bernanke y los responsables de las políticas en la Fed dependen de los reportes de creación de empleos, del gasto del consumidor y otros datos económicos cuando se trata de tomar decisiones determinantes sobre la economía estadounidense, cuyo valor alcanza los 15 billones de dólares. La obligación del banco central es mantener baja la inflación y promover el empleo.

“Debemos buscar medidas mejores y más directas de bienestar económico”, declaró Bernanke ayer en un discurso videograbado y transmitido en una conferencia de economistas y estadistas en Cambridge, Massachussets. Después de todo, promover el bienestar es el “objetivo final de nuestras decisiones en política”.

Bernanke reconoció que muchas personas no son muy felices en este momento. El desempleo subió en julio a 8.3% y el crecimiento económico se ha desacelerado drásticamente desde comienzos del año pasado.

Aun así, el jefe de la Fed opinó que las estadísticas pueden ocultar información importante sobre cómo la pasan los estadounidenses.

En mayo de 2010, Bernanke llamó la atención al declarar que la investigación ha encontrado que una vez que las necesidades básicas están cubiertas, más dinero no necesariamente vuelve a las personas más felices.

En el discurso de ayer, el funcionario dijo que le gustaría preguntar a las personas cómo se sienten en sus empleos, qué tan optimistas están sobre el futuro o si están preparadas las familias para impactos financieros.

Estos indicadores “podrían ser útiles para medir el progreso o retroceso económico tan bien como explicar la toma de decisiones económicas”, declaró Bernanke.