Protegen a niños latinos de accidentes de tránsito

La campaña “Abróchate a la vida” enseña a los padres cómo colocar el asiento para los chicos de forma segura, entre otros temas de seguridad
Protegen a niños latinos de accidentes de tránsito
Los accidentes automovilísticos son la primera causa de muerte infantil en los EE.UU. entre la edad de 1 y 12 años.
Foto: Archivo

Nueva York.- Una campaña nacional dirigida a los latinos y afroamericanos busca reducir estadísticas oficiales que muestran que los niños en estas comunidades tienen más riesgo de resultar heridos o de morir en un accidente de tránsito.

También señalan que los niños hispanos y afroamericanos tienen significativamente menos probabilidades que los niños no hispanos y no afroamericanos de llevar cinturón de seguridad o utilizar sillas de autos.

“Es un problema nacional debido a que tienen menos probabilidades de ir abrochados a un cinturón o de que los niños estén en su asiento”, dijo a Efe Gloria Castillo, coordinadora nacional de la campaña “Abróchate a la vida”, que comenzó en 2004 en Cincinnati y que se ha ampliado debido a la respuesta de las familias que protegen ahora a sus niños.

“Con esta campaña de prevención de lesiones y muertes en comunidades de bajos recursos, creada por el Cincinnati Children’s Hospital Medical Center, estamos tratando de romper la barrera de la educación y la de falta de recursos”, dijo Castillo.

Recordó que la campaña, que ayudó a desarrollar, surgió luego de que el hospital realizara una investigación para saber por qué les llegaban más niños latinos y afroamericanos que caucásicos para ser tratados en la sala de urgencia por lesiones de accidentes de tránsito.

“Vimos que habían varias razones- que no conocen las leyes, la falta de recursos económicos porque los asientos para niños son caros, la falta de hábito y barreras de lenguaje”, que llevó a que la campaña se realice en español, señaló Castillo.

No en todos los países latinoamericanos existen esos estatutos y si existen tal vez no los refuerzan, argumentó Castillo.

La portavoz de la campaña, que se realiza en coordinación con hospitales pediátricos e iglesias, se mostró complacida de que se ha ampliado para llevarla este año a Las Vegas (Nevada), Filadelfia (Pensilvania), Houston (Texas) y el condado de Orange (California) junto a la compañía automotriz Toyota, que regala a los padres los asientos de coche para sus hijos.

“La campaña se ha ampliado porque hemos visto el impacto positivo”, comentó por su parte Luis Rosero, portavoz de Toyota.

Como parte de la campaña se ofrece una orientación en iglesias a padres, niños y adolescentes sobre la importancia de “abrocharse a la vida”, no usar móviles mientras se conduce ni enviar mensajes de textos, y como colocar el asiento para los chicos de forma segura, entre otros temas de seguridad.

Castillo explicó que se hace con la cooperación de las iglesias porque tanto la comunidad latina como la afroamericana mantienen lazos fuertes con sus líderes espirituales.

“No importa cuántas veces yo les diga que se abrochen el cinturón, que pongan a sus niños en el asiento, no tiene el mismo impacto si se lo dice su líder espiritual”, afirmo Castillo, también autora de libros para niños sobre temas de seguridad.

Los accidentes automovilísticos son la primera causa de muerte infantil en los EE.UU. entre la edad de 1 y 12 años.EFE