‘El Rey’ impuso su ley en Oklahoma y derrotó a Damián Frías

El boxeador Carlos ‘El Rey’ Molina, de Chicago, derrotó al cubano Damián Frías el viernes por la noche en Oklahoma.
‘El Rey’ impuso su ley en Oklahoma y derrotó a Damián Frías
Carlos "El Rey" Molina subió como invicto la noche del viernes 17 de agosto en el Casino Buffalo de Miami, Oklahoma, y no defraudó a nadie. Ganó por decisión unánime.
Foto: Archivo Javier Quiroz

Chicago.- Carlos ‘El Rey’ Molina se impuso la noche del viernes 17 de agosto en una pelea a 10 asaltos al cubano invicto Damián Frías, que venía con una racha de 12 peleas consecutivas sin perder.

El Casino Buffalo Run en Miami, Oklahoma, fue el escenario para que ‘El Rey’ (20-5), se reencontrara con el triunfo, luego de que perdiera una controversial decisión ante James Kirkland, en una pelea por el cinturón Continental de las Américas del WBC en peso medio ligero el pasado 24 de marzo.

Molina se impuso a Frías por decisión unánime, con los tres cartones iguales a su favor, 100-90, en diez asaltos que duró el combate transmitido en vivo en la Noche de Boxeo ESPN Deportes.

El boxeador platicó con La Raza días antes de la pelea, una charla en la que destacó más su lado humano, al ponderar por encima de cualquier campeonato mundial, que quiere retirar de trabajar a sus padres, que viven en Wisconsin.

‘El Rey’ es ampliamente conocido en el boxeo internacional por dos peleas que tuvo ante Julio César Chávez Jr., la primera fue un empate en Monterrey, y la segunda fue la revancha en Las Vegas, donde cayó derrotado.

Y más recientemente fue descalificado ante James Kirkland, cuando su entrenador subió al ring antes de tiempo.

Sin hacer “mucho ruido” en Chicago, Molina también es reconocido por empatar en 10 asaltos al cubano Erislandy Lara, y por derrotar a Kermit Cintrón, al local Luciano Pérez, entre otros.

Molina ahora tiene más que ofrecer para su deseado combate contra el boricua Miguel Cotto, a quien le ha lanzado un reto para que acepte ser su rival el próximo 1 de diciembre en la ciudad de Nueva York. Cottó anunció la fecha, pero sin enemigo.