Celebran riqueza del nopal

Tercer festival anual en Baldwin Park promueve los beneficios de la popular planta

Celebran riqueza del nopal
Las tortillas elaboradas con nopal fueron uno de los productos comestibles más populares del festival.
Foto: J. Emilio Flores / La Opinión

El nopal es parte de la tradición mexicana. Desde tiempos prehispánicos, los indígenas lo incluían en sus comidas y sabían de sus propiedades terapéuticas. El tercer Festival anual del Nopal, celebrado ayer en Baldwin Park, tuvo como fin divulgar los beneficios del cactus.

“Es un festival para promover los muchos beneficios del nopal y otros sanos hábitos alimenticios”, explicó Juan Mondragón, chef y dueño del restaurante Juan’s Restaurante, que organizó una vez más el evento.

El festival, que tuvo lugar en un lote de estacionamiento de la calle Maine, de Baldwin Park, contó con conciertos, grupos de baile folklórico, puestos de artesanía y actividades para niños.

“Crecí en una familia nopalera”, explicó Mondragón, quien dijo que en su casa se comía el cactus todos los días, combinado con huevos, carne asada… “con todo”. Sus padres también lo usaban como medicina para el dolor de estómago y para curar a los animales.

Hace siete años, la hermana de Mondragón fue diagnosticada con cáncer. “Era un cáncer nivel 4 y su doctor me dijo que fuese fuerte y siempre la hiciese sonreír”, recordó Mondragón con lágrimas en los ojos. El doctor también le habló sobre la importancia de la alimentación para combatir y prevenir la enfermedad.

“Como chef decidí aprender recetas sanas a base de nopal para poder cocinarle a mi hermana todos los días”, dijo Mondragóñ, quien asegura que el cáncer de su hermana ha disminuido milagrosamente gracias a los beneficios de la planta.

Hoy Mondragón es creador de 200 recetas a base de nopal, desde mole hasta tortillas verdes y agua hecha con el jugo del cactus.

Mondragón se especializa en cocina prehispánica, a base de productos naturales. “Cuando llegaron los conquistadores impusieron sus comidas y los indígenas ya no pudieron preparar sus platos tradicionales”. El chef investigó libros de historia y pudo redescubrir muchas de las recetas indígenas. “Sor Juana Inés de la Cruz era una excelente chef, y dejó escritas muchas de las recetas”, indicó Mondragon.

Edgar López, director del evento de ayer, dijo que cuando conoció a Mondragón le llamaron la atención sus platos prehispánicos hechos con ingredientes orgánicos y naturales, como la semilla chia o el mole Clitlacoche. “A la primera feria que hicimos llegaron 800 personas, a la segunda 5,000. Este año esperamos alrededor de 10,000 personas”.

López explicó que el propósito es divulgar los beneficios del nopal. “Celebridades en Hollywood, como Oprah [Winfrey] y Ryan Seacrest saben de sus ventajas, pero muchos hispanos no conocen sus beneficios”. El nopal tiene 60% de fibra, minerales como niacina y vitamina C. “Incluso existe el tequila hecho con nopal”, agregó.

El evento contó con puestos de artesanos como el de Voces Indígenas, una organización sin fines de lucro con base en Juárez, México, que da apoyo a ocho comunidades indígenas de su país.

“Juan [Mondragón] nos permite poner nuestro puesto en el estacionamiento, el segundo domingo de cada mes. Con las ganancias de las artesanías ayudamos a las comunidades”, explicó Marisela Vazquez, una abogada mexicana radicada en Los Ángeles dedicada a ayudar y promover la cultura indígena.

Entre los números musicales, se encontraba el grupo 10-4, de música regional norteña mexicana. “Es un honor para nosotros estar aquí”, dijo Gilberto Claudio, primera voz y acordeonista del grupo.

“Desde pequeños que comemos y cocinamos con nopal y ya habíamos venido al restaurant, pero no sabíamos de sus condiciones benéficas”, dijo Claudio. “El nopal, para nosotros es la representación de un pedacito de la riqueza de México”.