846 años y siguen tan campantes

Roma/EFE – La familia más longeva del mundo no se encuentra en Cerdeña como se anunció hace cuatro días, sino en la región italiana del Véneto donde los diez hermanos Perenzin suman 846 años frente a los 818 años que alcanzan los nueve hermanos sardos que entraron en el Libro Guinness de los Récords.

En Italia se ha desatado una competición para encontrar a la familia más vieja del país y ayer mismo los medios de comunicación anunciaban que en el pueblo de Cesiomaggiore, de la provincia de Belluno, en la región del Véneto, uno de los 24 sobrinos de diez hermanos comenzó a hacer cálculos sobre sus familia.

Según Antonio, la edad media de los diez hermanos Perenzin es de 84.6 años, mientras que en la familia sarda, compuesta por nueve hermanos, era de 90.8 años.

La familia Perenzin está capitaneada por una mujer, Melinda, que en mayo pasado cumplió 100 años, y la más joven es Vittoria, de 72, que trabaja como misionera en el Congo.

Como ellas viven en buena salud Riccardo, de 92 años; María, de 90; Ester, de 88; Ilario, de 86; Novella, de 84; Irena, de 80; Irma, de 78, y Renata, de 76.

En total eran trece los hijos de Luigi Perenzin y Graziosa Toffolet, pero tres de ellos murieron a diversas edades, entre ellos el padre de Antonio, que falleció en un accidente de trabajo en Suiza.

De los diez hermanos, la mayor parte vive en Cesiomaggiore o en localidades limítrofes excepto tres hermanas que viven en Milán, Verona y en el Congo, una familia a la que hay que sumar a 24 nietos, 36 bisnietos y 23 hijos de bisnietos.