‘Isaac’ se fortalece en Golfo de México

Obama firma declaración de emergencia para Luisiana.
‘Isaac’ se fortalece en Golfo de México
Una línea de tráfico se extiende por la autopista 10 en dirección hacia Baton Rouge, debido a que muchos residentes abandonan el área de Nueva Orleáns por llegada de 'Isaac".
Foto: Archivo

MIAMI, Florida.- La tormenta tropical Isaac ganaba fuerza ayer lunes a medida de que se acerca a la costa estadounidense en el norte del Golfo de México.

El Centro Nacional de Huracanes reportó que los vientos sostenidos de Isaac alcanzaron 113 kph (70 mph) la tarde de ayer. Un sistema tropical se vuelve huracán de categoría 1 cuando sus vientos alcanzan los 119 kph (74 millas).

Una alerta de huracán entró en vigor desde Morgan City, Luisiana, hasta la franja Alabama-Florida. En la zona este de Florida hasta Destin, en el mismo estado, los meteorólogos emitieron una alerta de tormenta tropical.

El centro de la tormenta está ubicado a unos 415 km (255 millas) al sureste de donde desemboca el río Mississippí y avanza hacia el noreste a 19 kph (12 mph). Se espera que Isaac toque tierra el martes, posiblemente en Luisiana, al sur de Nueva Orleáns.

La marejada provocada por el meteoro es considerada una amenaza importante.

Isaac podría llegar a Nueva Orleáns justo antes del séptimo aniversario del devastador huracán Katrina.

La posibilidad de que toque tierra provocó desalojos a lo largo de un área amplia de la costa estadounidense en el golfo y mucha gente compraba provisiones.

“Cargué de gasolina el camión y el generador”, dijo John Corll, un carpintero de 59 años, al salir de una cafetería de Nueva Orleáns. Vivió la llegada de Katrina en 2005, pero en esta ocasión espera que la tormenta sea menos fuerte.

“Isaac”, que dejó ocho muertos en Haití, pasó por los cayos de Florida sin causar grandes daños.

Por su parte, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, firmó ayer la declaración de emergencia en el estado de Luisiana ante la llegada de la tormenta tropical “Isaac” y comprometió ayuda adicional para los equipos de respuesta locales y estatales.

Esta declaración permitirá que el Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por su sigla en inglés) y la Agencia Federal de Gestión de Emergencia (FEMA, por su sigla en inglés) coordinen todas las tareas de ayuda y suministren la asistencia apropiada para las medidas de emergencia.

Esta orden presidencial tiene validez desde antes de ayer, 26 de agosto.

“De este modo, la FEMA está autorizada para identificar, movilizar y ofrecer, según su criterio, equipos y recursos necesarios para aliviar el impacto de la emergencia”, indicó la Casa Blanca en un comunicado.

Tanto Luisiana, como los estados sureños de Mississippi y Alabama, instaron ayer a los residentes en zonas costeras, incluida Nueva Orleáns, a que se vayan a lugares más seguros o se preparen para la posible llegada de “Isaac” en forma de huracán.