Republicanos nominan hoy a Romney como su candidato

La Convención Republicana en Tampa lo nombrará oficialmente como su candidato a la presidencia de EEUU
Republicanos nominan hoy a Romney como su candidato
Romney adelantó su viaje a Tampa para estar junto a su esposa Ann, quien hoy dará un discurso en la convención.
Foto: AP

Tampa – Los delegados del Partido Republicano designarán hoy al moderado Mitt Romney como su candidato a la presidencia de EE.UU. y rival de Barack Obama en las elecciones que se celebrarán el 6 de noviembre.

La jornada de hoy es la primera de la Convención Nacional de Tampa con una agenda completa tras la suspensión ayer de los trabajos, debido a los trastornos logísticos causados por la tormenta “Isaac”.

El ascenso de “Isaac” a la categoría de huracán y la amenaza que representa para la costa del Golfo de México, incluida la ciudad de Nueva Orleans, podría provocar todavía más cambios en el desarrollo de la Convención Republicana.

Vea aquí nuestra cobertura de la Convención Republicana

Mitt Romney, que no tenía previsto viajar a Tampa hasta la víspera de su intervención el jueves ante los delegados, ha adelantado a hoy su viaje, para estar junto a su esposa, Ann, quien pronunciará esta noche uno de los discursos principales de la sesión.

Los delegados comenzarán esta noche a comunicar su voto, estado por estado, y una vez concluido, los oradores ocuparán la tribuna y se dirigirán a la asamblea republicana a partir de las 10 p.m.

El partido comunicará hoy también su plataforma electoral, que recogerá la posición de los conservadores en cuestiones polémicas como el aborto, el uso de los anticonceptivos, el papel de la religión en la vida pública, el futuro de la sanidad y los beneficios sociales y la respuesta a la inmigración ilegal.

Con 1,575 delegados atribuidos durante la fase de caucus y primarias, Romney tiene garantizada desde hace meses la nominación, pero no se descarta que los partidarios del congresista ultraliberal Ron Paul, un infatigable crítico del aparato del partido, intenten llamar la atención esta noche durante el voto.

En estados como Nevada, Luisiana, Maine, Minesota y Oklahoma, Paul obtuvo un número significativo de delegados.

Después de la nominación, en el horario de máxima audiencia televisiva, hablarán primero Ann Romney y después el gobernador de Nueva Jersey, Chris Christie, a quien se ha reservado uno de los discursos estelares en esta convención.

Christie, de quien se dijo que competiría con Romney en las primarias y también que sería su candidato a la vicepresidencia, se ha labrado un gran prestigio como jefe de gobierno capaz de hacer avanzar las leyes pese a tener enfrente una asamblea dominada por los demócratas.

Romney tiene que aprovechar estos días para tratar de entusiasmar a los miembros dubitativos de su partido e inclinar del lado republicano a los indecisos de todo el país.

Las encuestas siguen reflejando un virtual empate entre él y Obama en la intención de voto de los estadounidenses, a poco más de dos meses de la elección presidencial.

En declaraciones realizadas anoche desde Massachusetts, donde ha estado preparándose para la Convención, el candidato adelantó que le gustaba cómo había quedado finalmente su discurso y, en especial, el de su mujer.

Con un perfil moderado, que se ganó durante los años en que fue gobernador del estado de Massachusetts, uno de los más liberales de EE.UU., Romney sigue levantando el recelo de los delegados afines al movimiento Tea Party y el de un amplio sector evangélico al que no convence su confesión mormona.

Algunos expertos congregados en la Convención Republicana de Tampa consideran que es importante vigilar cuánto entusiasmo levantará Romney en su discurso de aceptación de la nominación programado para el jueves.