Derrotan al arquitecto de la Ley de Arizona

Caída de Russell Pearce asesta golpe a retórica antiinmigrante

Derrotan al arquitecto  de la Ley de Arizona
Sheriff Arpaio minimizó el fracaso del exsenador Russell Pearce.
Foto: Notimex

TAMPA, Florida.- A la par que el Partido Republicano dio a conocer una plataforma sobre la inmigración en la Convención Nacional Republicana (RNC) que apoya la idea de la “autodeportación” de los indocumentados, uno de sus más conocidos defensores fracasó en las primarias republicanas de Arizona.

El exsenador republicano, Russell Pearce, conocido por ser el arquitecto de la ley SB 1070, una de las medidas más duras contra la migración idocumentada en el país, fue derrotado por el negociante republicano Bob Worsley.

Aunque algunos políticos republicanos aseguran que el fracaso de Pearce no está relacionado con su postura dura contra la migración, otros consideran que los votantes conservadores de Mesa “están fatigados” con el tema.

La experiencia en ese suburbio cercano a Phoenix, donde hay una enclave de votantes republicanos que históricamente han estado asociados con la fe mormona, representa un fracaso para los grupos antiinmigrantes a nivel nacional también.Se trata de la segunda batalla que pierde el senador, quien fuera destituido el año pasado de su puesto como Presidente del Senado como resultado de una campaña de la organización bipartidista Ciudadanos por una Arizona Mejor (CBA).”Los votantes reconocen que está retórica exagerada no produce soluciones y han comenzado a enfocarse en otras cosas como los empleos, la educación y la seguridad pública”, dijo Scott Smith, el alcalde republicano de Mesa, quien viajó para participar de la Convención Nacional Republicana (RNC).

Smith, quien le dio su apoyo a Worsley al igual que el resto del concilio de esa ciudad, aseguró que el sentimiento de los votantes de Mesa tiene su eco a nivel nacional en el marco de la nominación presidencial del candidato MittRomney.

“No es que Mesa de la noche a la mañana se haya vuelto menos conservadora o más republicana al destituir a Pearce o al elegir de forma contundente a Bob Worsley”, dijo el alcalde. “Lo que Mesa dijo es: ‘Somos republicanos y queremos un mundo mejor. El tono de está retórica no está construyendo nada, es destructivo'”.

Scott enfatizó que el problema con “el tema de la migración es que la discusión ha sido dominada por los extremistas de ambos partidos”.

Tom Morrisey, el presidente del Partido Republicano en Arizona y uno de los delegados que representa al estado en la RNC, descartó que las posturas extremas de Pearce sobre la migración hubiesen sido la causa de su caída política.”Nuestro partido está completamente comprometido en acercarse a los votantes latinos”, dijo Morrissey. Pero se quejó de que los medios de comunicación “nos pintan con el pincel de que estamos enfocados en el aspecto ilegal de la inmigración. Somos un país de leyes. Yo quiero ver que la frontera sea segura, pero eso no es en contra de los latinos”.

Pearce estuvo recientemente en el ojo del huracán en conexión con una demanda de organizaciones defensoras de los derechos civiles para frenar parte de la ley SB 1070 quienes argumentaron que fue creada con intenciones racistas.

Entre sus evidencias el Centro Nacional para las Leyes Migratorias (NILC) presentó correos electrónicos distribuidos y escritos por Pearce con un contenido racista. El ex senador también mantuvo una amistad con J.T. Ready un neo-nazi que se suicido recientemente y es el principal sospechoso en una masacre en la Ciudad de Chandler.

El sheriff Arpaio, uno de los aliados de Pearce que impulsó la aprobación de la ley SB 1070, minimizó la derrota del exsenador. “Esto no tiene nada que ver conmigo implementando las leyes contra la inmigración ilegal”, dijo a La Opinión.

Arpaio, quien se sumó a la delegación de Arizona en la RNC el miércoles pero no es delegado, defendió sus esfuerzos por combatir la inmigración indocumentada diciendo a la prensa que “deberían darle una medalla”.

CBA el grupo que impulsó la destitución de Pearce, ahora está centrando sus esfuerzos en vencer al sheriff quien está corriendo este noviembre por su sexta reelección.Arpaio minimizó la amenaza diciendo que lo de Pearce fue solamente “una pequeña contienda en el Senado estatal” y el está corriendo por el Condado Maricopa.

Randy Parraz, uno de los arquitectos de la destitución del senador y fundador de CBA dijo que “en Arizona los republicanos ya no estaban inclinándose en la dirección del Partido del Té”.

“Arizona ya está cambiando. ¿Cómo se explica que Pearce haya perdido en las primarias?”, agregó.

Parraz insistió que si el Partido Republicano y Romney ha nivel nacional no frenan las tendencias en contra de los latinos se van a acabar los estados competitivos. El activista consideró que la única manera en que los republicanos puden cambiar las cosas es apelando a los latinos y perdieron esa apuesta.

“Si Romney fuese inteligente hubiese denunciado a personas como Pearce y Arpaio”, agregó Parraz.