‘Los tatuajes más peligrosos’ abre en San Francisco

En San Francisco será estrenada la obra ‘Placas, el tatuaje más peligroso’, una representación teatral que aborda el pandillerismo en nuestros barrios.

‘Los tatuajes más peligrosos’ abre en San Francisco
Paul S. Flores, guionista de 'Placas', en el barrio de la Misión, San Francisco.
Foto: Ricardo Ibarra / El Mensajero

SAN FRANCISCO.– Una lágrima como si resbalara por el pómulo, la telaraña enredada a la altura del codo, el número 13 con tipografía inglesa o gótica grabada en el abdomen por encima del ombligo. Éstas son algunas “placas” –tatuajes– que mostraría un pandillero en la Bahía o cualquier barrio de California.

¿Qué hay debajo de la piel de cualquiera de estos cuerpos grabados con tinta permanente? Paul S. Flores, escritor y profesor en UCSF, lo intentará describir en su más reciente obra de teatro: “Placas, el tatuaje más peligroso”, que será presentada en esta ciudad del 6 al 16 de septiembre.

Para desarrollar esta historia, Flores interactuó con casi 100 personas, desde cholos, madres que perdieron a sus hijos, familiares, policías, investigadores, principalmente en cuatro lugares: las ciudades de Oakland, San Francisco, Los Ángeles y San Salvador.

En aquella ciudad de Centroamérica pasó dos semanas. Platicó en penitenciarías con miembros de las bandas Mara 18 y Mara Salvatrucha. Encontró a una madre que no paraba de llorar por el reciente entierro –un día antes– de su hijo, envuelto en la espiral violenta de las pandillas salvadoreñas.

“Yo no estoy contra las pandillas”, dijo el guionista de la trama, Paul Flores, en el café La Boheme, con una taza de café y un trozo de pastel chocolatoso frente a la mesa: “La gente merece la oportunidad de unirse, en la calle si quiere. Si quiere poner una cosa que lo unifica, como un número, está bien conmigo. Luego cuando empiezan a odiar a otras personas es donde ya no estoy de acuerdo”.

Su contacto con miembros de “gangas”, como suelen llamarle a las pandillas en los barrios californianos, le permite conocer mejor a esas personas, que como dice Flores, utilizan las “placas” para ocultarse: “Ese pandillero es el hijo de alguien, el padre de alguien, y se le debe respetar a esa persona, especialmente si intentan redimir esas cualidades de respeto y responsabilidad, honor y compromiso”.

En el barrio de la Misión, en San Francisco, conviven distintas pandillas, entre ellas Norteños, Sureños, MS. Respecto a su existencia en el barrio, Flores declaró: “Creo que todo ser humano, en especial los pandilleros, tienen la capacidad de mostrar sus verdaderos colores, su corazón, pero muchas veces estos tatuajes representan dolor, porque muchas veces cubren el dolor, porque muchas veces los tatuajes funcionan como máscaras”.

Placas surgió a partir de CARECEN (Central American Resource Center), un organismo no gubernamental de la ciudad que en algún momento mantuvo un programa gratuito para eliminar tatuajes de pandilleros en redención.

Participa en la puesta el actor Ric Salinas, de Culture Clash, quien a finales de los años ochenta recibió un disparo en el pecho al intentar detener una pelea entre pandilleros afuera de su casa, en la calle 25 y Harrison, en la Misión. Integran el reparto: Cristina Frías, Luis “Xago” Juárez, Sarita Ocón, Juan C. Parada y Ricky Sáenz. Dirige Michael John Garcés.

En la obra, el auditorio verá la transformación y redención de un ex pandillero salvadoreño habitante de San Francisco; su búsqueda por eliminar sus “placas” y reintegrar a su familia tras sobrevivir la guerra civil en El Salvador, la inmigración, la deportación, la prisión y la violencia urbana.

La obra será presentada de jueves a domingo del 6 al 16 de septiembre en Lorraine Hansberry Theatre (450 Post St. San Francisco).

Puede consultar el calendario en el teléfono 415-399-9554. Boletos también disponibles en CARECEN (3101 calle Mission, suite 101). O consulte en internet: Sfiaf.org.