Protegen su perrera

Xolos de Tijuana impone la ley en su estadio sobre los Jaguares

El delantero de Xolos, Duvier Riascos encara al jugador de Jaguares, Luis Esqueda, durante el juego de ayer en el Estadio Caliente.
El delantero de Xolos, Duvier Riascos encara al jugador de Jaguares, Luis Esqueda, durante el juego de ayer en el Estadio Caliente.
Foto: MEXSPORT

TIJUANA, México (NTX).- Los Xolos de Tijuana consiguieron su tercera victoria en fila como local luego de derrotar 2-0 a los Jaguares de Chiapas.

El entretenido partido abrió las hostilidades de la fecha 7 del Torneo Apertura 2012 de la Liga MX en el Estadio Caliente.

Los goles de la victoria fueron obra de Alfredo Moreno, por la vía penal, al 41′, y de Duvier Riascos al 81′.

Con este resultado, el cuadro de Tijuana llegó a 16 unidades para igualar a Toluca en el primer sitio de la tabla general, en tanto que Jaguares se quedó con 4 puntos.

Xolos no es un equipo espectacular, ni mucho menos, pero tiene algo que otros no pueden presumir y eso es un orden defensivo y un portero que saca casi todo, como lo es Cirilo Saucedo.

Además, el equipo fronterizo sabe aprovechar las ocasiones de gol que se le presentan en los partidos.

A falta de cinco minutos para el descanso y cuando parecía que el marcador no se iba a mover se presentó la jugada del penalti.

Alfredo Moreno filtró por derecha un gran balón para el colombiano Riascos quien se llevó la marca de Luis Esqueda.

El jugador de Jaguares derribó dentro del área al sudamericano, por lo que el árbitro decretó una pena máxima inobjetable.

El encargado de ejecutar fue el “Chango” Moreno, quien engañó a Édgar Hernández para batirlo con disparo raso pegado al poste derecho y poner el 1-0 en el marcador.

Obligado por las circunstancias, Chiapas modificó y mejoró para la parte complementaria.

Jaguares tuvo más tiempo el balón, pero no la capacidad suficiente para generar peligro sobre la meta de Saucedo, quien una vez más se convirtió en factor a favor de su equipo.

El exarquero de León evitó la caída de su marco en un gran lance para desviar un disparo de Gerardo Espinoza, quien en el 61’y en las afueras del área, tomó un rebote con un derechazo que amenazaba con colarse abajo, pegado al poste derecho.

Instantes después, el colombiano John Córdoba, con apenas unos minutos en la cancha, tuvo el empate, pero de frente al marco envió su remate muy por encima del travesaño.

Los de casa buscaron aprovechar el espacio largo que le dejaba su rival en el afán de ir al frente y a ocho minutos del final se encargaron de finiquitar el encuentro en un error de Elgabry Rangel, quien no atinó a despejar un balón que le quedó a Riascos.

El colombiano enfiló solo hacia el área donde encaró a Édgar Hernández para definir abajo a la derecha y poner el marcador final.