España no usará $125,700 millones

Fondo auxiliar carece de impacto para reducir déficit presupuestario, según el ministro de Economía español

España no usará $125,700 millones
El titular de Economía, Luis de Guindos, durante la rueda de prensa.
Foto: EFE

MADRID, España.- Los bancos españoles no necesitarán los 100 mil millones de euros ($125 mil 700 millones) prometidos por otras naciones de la eurozona para evitar el colapso del sector financiero, aseguró ayer el ministro de Economía español, Luis de Guindos.

Además, como reflejo de que los problemas económicos españoles no son tan agudos como consideran algunos mercados, De Guindos insistió que no serán necesarias medidas adicionales de austeridad para alcanzar las reducciones del déficit presupuestario prometidas por el Gobierno. España intenta evitar correr la misma suerte que Grecia, Irlanda, Portugal y Chipre.

Empero, De Guindos aclaró que el banco español más importante que ha sido intervenido, Bankia, recibirá con urgencia fondos auxiliares para contener su falta de liquidez.

Los bancos españoles tienen unos 184 mil millones de euros en créditos e inversiones hipotecarias de recuperación dudosa tras el estallido de la burbuja inmobiliaria en 2008. Otros 16 países de la eurozona han creado un plan de rescate para los bancos españoles.

“En principio, parece que no será usado todo el dinero (los 100 mil millones de euros)”, dijo De Guindos a la radioemisora Onda Cero.

De Guindos agregó que los planes de austeridad adoptados por el Gobierno serán suficientes para que España cumpla este año su meta de reducción del déficit presupuestario, del 6.3%, frente al del 9% del ejercicio anterior. El Gobierno anunció ya un plan de 65 mil millones de euros en aumentos fiscales y reducciones del gasto público.”España ha establecido ya un camino que es suficiente para los problemas que encaramos”, dijo De Guindos. Agregó que no cree que otras naciones de la eurozona exijan más reformas económicas a España, que sufre una segunda recesión en menos de dos años y tiene un desempleo de casi el 25%.

Los inversionistas temen que España no pueda pagar sus deudas, por lo que han exigido elevados intereses a cambio de comprar sus bonos soberanos. Ello presiona al Gobierno de Madrid a reducir su déficit presupuestario, achicar los gastos de la administración central y de las regiones y consolidar su sector bancario.

La canciller alemana Angela Merkel visitará Madrid el jueves para entrevistarse con el presidente del Gobierno Mariano Rajoy. Su vocero, Steffen Seibert, dijo ayer que España debe cumplir sus reformas para mejorar las perspectivas a largo plazo de su economía y calmar a los mercados.

“Hemos dicho muchas veces en el caso español … que el sendero emprendido por España últimamente es increíble y ello permitirá “al igual que en otros países, cuando sean realizados los deberes, cuando sea mejorada la estructura de la economía y el mercado laboral” verlo reflejado en las tasas de interés”, dijo Seibert a los periodistas en Berlín.