Antonio Aguilar volverá a LA

El fallecido cantante mexicano volverá a la cuna de su carrera

Homenaje a  Antonio Aguilar en la Placita Olvera.
Homenaje a Antonio Aguilar en la Placita Olvera.
Foto: Archivo / La Opinión

En el mismo lugar donde pasó tres días durmiendo cuando llegó a Los Ángeles entre 1940 y 1941, el Concejo de la Ciudad develará este domingo una estatua en honor al extinto cantante Antonio Aguilar.

Reconocido como “El Charro de México”, en el año 2000 Antonio Aguilar se ganó una estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood por su trayectoria artística, que incluye 167 películas y más de 100 discos.

Sin embargo, para el concejal José Huízar la colocación de una estatua para el cantante y actor mexicano en la Placita Olvera representa el sueño americano que abrió las puertas para muchos. Desde hace cuatro años el concejal Huízar, originario del mismo estado de Zacatecas que Aguilar, impulsó este proyecto de la Fundación de la Universidad de Guadalajara en Los Ángeles y con apoyo de la empresa de envío de dinero Sigue se recabaron los recursos para su elaboración.

En febrero pasado el Concejo de la Ciudad aprobó 40 mil dólares para completar el proyecto.

El homenaje a Antonio Aguilar será el domingo a las 6 de la tarde, que se celebra el Día de la Independencia de México, y estarán presentes su esposa Flor Silvestre y sus hijos Antonio y Pepe.

Ellos estarán interpretando las legendarias canciones del Charro de México como aquella de Tristes recuerdos o el corrido de Lamberto Quintero.

La estatua es de bronce y tiene una altura de 13 pies (3.9 metros) sobre una base de cantera zacatecana.

Fue diseñada por Dan Medina, un artista de Boyle Heights, en base a una fotografía en la que Antonio Aguilar luce su tradicional traje y sombrero de charro montado en un caballo.

La nueva estatua en la Placita Olvera hará compañía al gobernador español de Las California, Felipe de Neve, y al Rey Carlos III de España.

Después de estudiar canto en Hollywood a principios de la década de los 40, Antonio Aguilar empezó a trabajar en Tijuana donde ganaba 12 dólares a la semana. Hacia 1945 se fue a la Ciudad de México para catapultar su carrera artística al incursionar también en el cine.

Falleció el 19 de junio de 2007 por complicaciones de una neumonía.