Más ruda que ‘El capo’

La actriz colombiana Cristina Umaña está feliz con su papel en la nueva serie 'El capo II', en la cual encarna a Bruna que es más peligrosa que 'El Capo'.
Más  ruda que ‘El capo’
La actriz colombiana da vida a Bruna en la nueva serie emitida por MundoFox.
Foto: Suministrada

Una mujer de armas tomar, usar y tirar.

Esas destrezas con pistolas y cuchillos las tuvo que aprender Cristina Umaña para darle vida a Bruna en El capo II.

“Yo creo que Bruna es más peligrosa que el capo. Es tan buena en el arte, si es que así se le puede decir, de matar. Tiene una destreza desde que nació. La vida le ha enseñado que la compasión no existe”, dijo sobre su papel vía telefónica desde Miami donde estos días se encuentra grabando más capítulos para esta serie que se emite por MundoFox.

La más fiel secuaz del perseguido narcotraficante colombiano Pedro Pablo León Jaramillo “El capo”, (Marlon Moreno), ha cambiado la vida de Umaña, quien ha tenido que adaptarse a lo que hace y piensa su actual papel.

“He tenido que hacer varias cosas porque Bruna es muy física, usa mucho el cuchillo así que tuve que aprender a manejarlo en peleas y el personaje tiene que tener buen condicionamiento físico pero también nos entrenan para que nadie salga lastimado. Y también tengo que entender la psicología de este mundo”, comentó la actriz.

Agregó que aunque ha vivido las secuelas del narcotráfico por ser colombiana no lo había hecho “de frente” como lo tiene que hacer con su papel sumergido en este ámbito ilícito.

“Yo creo que el narcotráfico no es una buena elección de vida y se muestra muy claro. Nuestros países son muy marginados pero eso se va a ver muy claro. El dinero ni siquiera se puede disfrutar”, expresó.

La popularidad que ha tenido esta historia del capo de la droga lo atribuyó en parte al “morbo” que genera en los televidentes este tipo de producciones llenas de acción.

“Es una historia muy bien escrita, que humaniza a los personajes y hace que la gente se identifique con ellos. Bruna es un personaje muy complejo, hay una dinámica en el set real, que todos los actores necesitan sus cinco sentidos. Me ha generado retos y conflictos”, aseguró.

Sin querer adelantar mucho de lo que se mirarán en los próximos episodios, comentó que nadie se lo espera.

“Las aventuras que vienen son imaginables. Cada vez hay más conflicto y él [el capo] quiere ir detrás de sus mujeres. No tiene miedo”, aseguró sobre el estado emocional del protagonista, al que ella acompaña.

Pese a las demandas emocionales de su personaje, a Umaña no le cuesta separa su vida personal de la laboral por su bienestar.

“Para mí es importante cortar y ser yo, tomar reflexión y que la vida sigue. Soy como si fuera una niña, dicen “corte” y vuelvo a mí y hablo de banalidades. Mucha gente hace catarsis [pero yo no]”, aseguró.

“A mí me encanta mi profesión, el oficio del actor, de vivir vidas que no son las mías y salir de set y vivir mi vida”, dijo quien tiene cinco años de casada y es madre de Baltazar, de dos años de edad.

La egresada del Centro de Educación Artística de Televisa ha desafiado a la mayoría de sus colegas y ha desarrollado una carrera poco convencional, alejándose de las novelas rosas al optar por diversificarse.

“Busco la alternativa… Necesito teatro, comedia, intensidad, pasión”, comentó quien es conocida en su país por su desempeño en Yo amo a Paquita Gallego, La mujer del presidente y La dama de Troya.

Recientemente dio vida a Consuelo Ospino “la colombiana”, examante de La Bambi (Cecilia Suárez) y pareja sentimental de Lorena (Ana de la Reguera), en Capadocia. En la tercera temporada de esta serie, que se acaba de estrenar en México no pudo participar por estar grabando la versión de ¿Dónde está Elisa? en su país natal, donde ahora reside. Pero no descarta la posibilidad de retomar este papel en el futuro.

El capo II la mantendrá ocupada en el set de grabación hasta noviembre, mientras esa fecha llega ella analiza si aceptar una obra de teatro en Colombia o ser parte de una serie de televisión para el mercado estadounidense.

“Estoy muy feliz con El capo [II], me siento súper bendecida de que haya tenido tan buena acogida. Es una historia dura, es una realidad de nuestro país… Es como [la película] El Padrino de nuestros países”, dijo al comparar las historias.