Tribu abre en pie de guerra

El mariscal de campo Robert Griffin tiene debut perfecto con Washington

Tribu abre en pie de guerra
Robert Griffin III saluda a sus seguidores al concluir su gran día.
Foto: AP

NUEVA ORLEÁNS, Louisiana (AP).- Robert Griffin III no solamente trajo su pavoneo de ganador del trofeo Heisman a Nueva Orleáns, sino que hizo que su debut en la NFL pareciera demasiado fácil.

Mostrando un aplomo de veterano, alterando el orden de las jugadas sólo cuando era necesario, el versátil mariscal de campo novato de los Pieles Rojas atormentó a la defensiva de Nueva Orleáns con 320 yardas ganadas por pase y dos touchdowns definitivos.

Y por si fuera, poco la tribu de Washington, que inició la temporada en pie de guerra como si se tratase de los últimos juegos, contuvo los embates del rival para acabar venciendo ayer por 40-32 a los favoritos Santos.

“Yo he ganado un campeonato estatal de escuelas secundarias y un partido de tazón en la universidad, pero jugar en la NFL, el pináculo de todo ello, y ganar tu primer juego contra un futuro miembro del Salón de la Fama como lo es Drew Brees, es lo máximo”, dijo Griffin mientras mecía el balón que le acababan de entregar.

“Después del juego, [Brees] me dijo que estaba orgulloso de mí. Decir eso justo después de perder el juego lo engrandece aún más de lo que es”, dijo.

Nueva Orleáns esperaba abrir la temporada con una desafiante demostración de fuerza luego del el escándalo por el programa de incentivos por lesionar a jugadores adversarios que ensombreció el receso de la temporada de NFL.

Los Santos obtuvieron además un impulso el viernes cuando un panel de apelaciones de tres miembros reintegró al defensor Will Smith y al linebacker Jon Vilma, quienes habían sido suspendidos por su participación en el supuesto programa de incentivos.

Smith fue titular en el juego, mientras que Vilma, a quien se considera en baja forma tras una cirugía de rodilla, recibió una ovación de pie cuando ingresó al campo para encabezar el cántico del equipo.