La magia llega a Glendale

Disney abre su primera tienda Baby Disney en el centro comercial Americana at Brand, de Glendale.

La magia llega a Glendale
Panorama de la primer tienda Baby Disney Baby en Glendale.
Foto: Disney

Antes de que los pequeños tengan real conciencia de lo que es el mundo mágico de Disney, a pocas horas de su nacimiento ya tendrá la opción de sentirse dentro de él.

La compañía Walt Disney abrió el jueves pasado su primer tienda para bebés, Disney Baby, en el centro comercial Americana at Brand en Glendale.

Una tienda que tiene el encanto de lo que rodea a la marca y que está dirigida principalmente a mamás jóvenes, de quienes Disney espera sean su próxima generación de clientes.

El local ofrecerá a los padres productos esenciales en los primeros meses de vida de un bebé de 0 a 3 años de edad, así como información necesaria, dice en un comunicado, para “crear momentos mágicos desde el comienzo”.

Guillermo L., encargado de la única tienda que hay por el momento, explicó que ofrecen productos como ropa de bebé, artículos para la hora del baño, carriolas, carritos de seguridad para el auto, entre muchos otros artículos.

Aunque sólo se abrirá un establecimiento por el momento, los productos se ofrecen también en ventas en línea [disneystore.com/disneybaby].

A través de un comunicado de presa, la corporación especificó que una selección de productos para bebé estarán disponibles en 200 tiendas del país.

“Hemos puesto en marcha esta línea de bebé para hacer frente a las necesidades de las mamás que buscan productos superiores para sus bebés y que también les ayudan a celebrar las alegrías de ser padres nuevos”, declaró Bob Chapek, presidente de Disney Consumer Products.

Chapek señaló que con la apertura de la nueva línea de productos para bebés, “se marca otro hito importante en el crecimiento de la marca”.

“Continuaremos proporcionando a las madres, la excepcional calidad e innovación que esperan de Disney, a través de experiencias del pasado”.

La ropa es 100% de algodón orgánico.

Además de las blusitas, vestiditos o pantaloncitos, la tienda ofrece la ropa de sus princesa y disfraces adaptados y con la comodidad que requiere un recién nacido.

La tienda de Baby Disney se ha sumado a la competencia de un mercado que genera millones de dólares.

De acuerdo con IBISWorld, una compañía que se encarga de hacer investigaciones de mercado, en Estados Unidos se generan 10 mil millones de dólares, solo en ventas de ropa para bebés y niños.

Según esa compañía, los bebés son un mercado en crecimiento con 1.6 millones, de madres primerizas cada año.