Panetta: tendríamos 1 año para detener bomba nuclear iraní

El secretario de Defensa afirmó que gracias a los servicios de inteligencia desplegados en la República Islámica, Estados Unidos sabe “en general lo que tiene entre manos”

Panetta: tendríamos 1 año para detener bomba nuclear iraní
Panetta dijo que "tenemos la capacidad no sólo de defendernos, sino de hacer lo que tengamos que hacer para tratar de detener el desarrollo de armas nucleares".
Foto: AP

Washington – Si Irán decide fabricar un arma nuclear, Estados Unidos tendría poco más de un año para tratar de detener sus planes, según dijo hoy el secretario de Defensa estadounidense, Leon Panetta.

“Más o menos un año. Poco más de un año. (…) Creemos que tendremos la oportunidad, una vez sepamos que han tomado esa decisión, de adoptar las medidas necesarias para detenerlo (a Irán)”, explicó Panetta durante una entrevista para la cadena CBS.

El secretario de Defensa afirmó, además, que gracias a los servicios de inteligencia desplegados en la República Islámica, Estados Unidos sabe “en general lo que tiene entre manos” y están manteniendo un seguimiento muy de cerca.

“Tenemos la capacidad no sólo de defendernos, sino de hacer lo que tengamos que hacer para tratar de detener el desarrollo de armas nucleares”, añadió.

Los expertos de la Organización Internacional de la Energía Atómica (OIEA) investigan desde hace casi una década las actividades nucleares de Irán, que durante 18 años mantuvo en secreto sus avances atómicos, lo que ha causado gran desconfianza en la comunidad internacional.

Desde el año 2006, el Consejo de Seguridad de la Naciones Unidas (ONU) ha dictado cuatro rondas de sanciones comerciales, nucleares y diplomáticas contra Irán ante la negativa de ese país de cumplir las exigencias de la comunidad internacional, como la de suspender sus actividades atómicas más delicadas.

Éstas incluyen sobre todo el enriquecimiento de uranio, un material de posible doble uso, civil y militar, que Irán dice necesitar para producir combustible nuclear, pero que con una pureza mayor sirve como base para bombas atómicas.

Sin embargo, las autoridades israelíes consideran que tanto las sanciones como las negociaciones que se llevan a cabo con el grupo 5+1 (integrado por los países miembro permanente del Consejo de Seguridad de la ONU más Alemania) han fracasado y que Irán no ha puesto límite a su programa, como le exige Occidente.

A pesar de no estar entre el grupo de países que negocia con Irán, estos toman muy en cuenta la postura de Israel, que ha amenazado repetidamente con poner fin al programa nuclear iraní con un ataque militar, como hizo en el caso de Irak en 1981.

VIENA (GEORGE JAHN /AP) – La agencia de las Naciones Unidas para la supervisión de la energía atómica recibió información de inteligencia nueva e importante en el último mes de que Irán ha avanzado en su empeño de construir una ojiva nuclear, dijeron diplomáticos a The Associated Press.

Los informantes indicaron que según los datos recibidos, Irán ha logrado avances en el cálculo del poder destructivo de una ojiva atómica mediante una serie de modelos computarizados que realizó en los últimos tres años.

Los diplomáticos indicaron que la información procede de Israel, Estados Unidos y por lo menos otras dos naciones occidentales y concluye que esas labores fueron efectuadas en los últimos tres años.

Ese plazo es importante porque si la Agencia Internacional de Energía Atómica decide que la información es creíble, fortalecerá su creencia de que Irán ha seguido trabajando en la construcción de las ojivas y seguramente seguirá haciéndolo.

Como los modelos computarizados suelen ir acompañados por pruebas físicas de los componentes utilizados en la elaboración de las armas nucleares, podrían cimentar los temores de la AIEA detallados en noviembre de que Teherán avanza su investigación armamentista en frentes múltiples.

“Es necesario tener un entendimiento teórico sobre el funcionamiento de un arma nuclear relacionado con los experimentos realizados sobre los diversos componentes”, dijo el analista David Albright, cuyo Instituto de Ciencias y Seguridad Internacional, con sede en Washington, es utilizado con frecuencia por el Congreso y otros organismos gubernamentales cuando necesitan información sobre Irán. “Ambos son inseparables”.

Dichos modelos computarizados generalmente suelen establecer la forma en la que los explosivos de muy elevada potencia comprimen el material de fisión de las ojivas nucleares, lo que inicia una reacción en cadena que produce la explosión nuclear. Ese rendimiento es calculado generalmente en kilotones.

Cualquier prueba sobre las investigaciones iraníes en el terreno de las armas nucleares seguramente fortalecerá la posición de los elementos más duros de Israel partidarios de lanzar cuanto antes un ataque disuasorio en Irán.

Esas personas sostienen que Teherán se dedica a torpedear regularmente las gestiones internacionales para cerrar la carrera armamentista iraní al mismo tiempo que el régimen de los ayatolas sigue su programa clandestino para obtener armamento nuclear.

Irán niega estar interesado en la obtención de armas nucleares y sostiene que las sospechas obedecen a las mentiras ideadas por Estados Unidos, Israel y diversos organismos de inteligencia. Al mismo tiempo, ha entorpecido las gestiones de la AIEA para investigar las denuncias desde hace más de cinco años.