Charlie Ontiveros quiere dominar las artes marciales mixtas

Este viernes 14 de septiembre Ontiveros realiza la segunda pelea de su carrera profesional ante Ryan 'Superman' Spann.

Charlie Ontiveros quiere dominar las artes marciales mixtas
El peleador de artes marciales mixtas Charlie Ontiveros sueña en grande.
Foto: Gustavo Rangel

El pelador houstoniano de artes marciales mixtas Charlie Ontiveros debutó como profesional de una manera impresionante al noquear a su rival Mark García con una espectacular patada voladora que dejó con la boca abierta a los aficionados que llegaron al Arena Theatre de Houston para ver una de las carteleras de la promotora Legacy.

Como en una película de acción al estilo de Chuck Norris o Jean Claude Van Damme, el habilidoso Ontiveros se elevó y conectó de forma contundente con su pie a García, que nada pudo hacer ante la potencia y velocidad de la patada.

“Quiero que las patadas voladoras sean como mi firma, yo sé que muchos peleadores no utilizan demasiado estas patadas pero esto es lo que me hace diferente a los demás”, dijo Ontiveros en una entrevista con RUMBO en el gimnasio One Fight Club en Pasadena.

Esa actuación ante García ha llamado la atención de reclutadores de las promotoras importantes como UFC, que ya tienen detectado a Ontiveros como un prospecto con proyección en las artes marciales mixtas.

El estilo del ‘karate kid’ es único y es que una de las especialidades de Ontiveros es el Tae Kwon Do y en cada oportunidad que tiene le gusta presumirlo.

“Desde los seis años he practicado el Tae Kwon Do y es por eso que lo aplico mucho en mis peleas, creo que mis rivales se sorprenden con mi habilidad porque no esperan que les tire las patadas desde los ángulos que lo hago”, agregó el pelador de 21 años.

Este viernes 14 de septiembre Ontiveros realiza la segunda pelea de su carrera profesional ante Ryan ‘Superman’ Spann, otro peleador houstoniano que también va comenzando su carrera profesional. El combate será parte de la cartelera Legacy Championship 14 que se llevará a cabo en el Arena Theatre.

“En esta segunda pelea quiero demostrar que ya estoy listo para que me den la oportunidad de ir a las grandes ligas”, explicó Ontiveros.

Junto con su padre y sus entrenadores, Ontiveros ha estado entrenando de cuatro a seis horas diarias y es que el sueño de llegar a pelear en las jaulas más importantes de las artes marciales mixtas lo mantiene motivado todos los días.

“Todo lo que hago es ir a trabajar y entrenar por las tardes porque quiero algo mejor para mi familia. Al final del día todo mi sacrificio es por mi familia y entrenadores, no quiero fallarles”, dijo el peleador que compite en las 170 libras.

Ontiveros trabaja en un hospital acomodando medicinas pero espera que muy pronto su vida de un giro de 180 grados.

“Todos los días entreno pensando que la próxima pelea es la más importante porque en este deporte una derrota podría complicarlo todo y no quiero tropezar tan temprano en mi carrera. Tengo ilusiones grandes y sé que con mucho trabajo y sacrificio voy a llegar a mi meta y todo el mundo conocerá mi nombre”, concluyó Ontiveros.