El Charro de México recibe homenaje

El concejal José Huízar declara el 'Día de Antonio Aguilar'. Antonio Aguilar, hijo mayor del artista, señaló que su padre se habría sentido y agradecido por el honor

El Charro de México recibe homenaje
'Es un gran honor para él y una felicidad. Esta es una ciudad que le ha dado tanto y le sigue dando', dijo el hijo de Aguilar.
Foto: Marvelia Alpízar

Muchos recuerdan la vida de Antonio Aguilar, el artista. Pero pocos conocen su vida transcurrida en la ciudad de Los Ángeles antes de convertirse en el Charro de México.

Como todos los mexicanos que han llegado a esta ciudad, La Placita Olvera se convirtió en el lugar donde llegó Antonio Aguilar cuando aún no era conocido en el mundo del cine o la canción, sin dinero o donde dormir, pero con el deseo de hacer su sueño realidad. Es allí mismo donde la Ciudad de Los Ángeles le rinde tributo con una estatua, en el corazón mismo de la cultura mexicana en esta ciudad.

La estatua, de 13 pies de altura, representa a Aguilar montando a caballo, con su traje de charro. La misma será develada el 16 de septiembre, en el marco de la celebración de las Fiestas Patrias, apadrinadas por el concejal del Distrito 14, José Huízar.

“Vamos a poner una estatua de alguien que no sólo era un gran artista sino un gran hombre, con los valores del trabajador, centrado en la familia, con respeto hacia otros y que siempre estaba con el pueblo”, dijo Huízar durante la ceremonia de reconocimiento a Antonio Aguilar celebrada en el ayuntamiento. “Esos son valores que son lo mejor de México y estamos muy orgullosos de poner su estatua en la Placita Olvera, donde se fundó la ciudad de Los Ángeles”.

Antonio Aguilar, hijo mayor del artista, señaló que su padre se habría sentido y agradecido por el honor pero que a la vez habría sentido mucha vergüenza al recibirlo porque era un hombre muy modesto. “Nunca se sintió merecedor de tantos honores, tanto homenaje, pero yo se que está muy feliz porque lo que hizo lo hizo con toda la buena voluntad”

Aguilar señaló también que su padre consideraba el trabajo como una necesidad, al principio en forma económica pero después para mantenerse en contacto con su público, al que tanto amaba. Añadió que la estatua también es un reconocimiento a todos los que vienen a trabajar a los Estados Unidos y contribuyen con la grandeza del país.

“El país, a la vez, les retribuye ese esfuerzo y ese trabajo con la riqueza que es vivir una vida donde la ley se respeta, donde los derechos de todos son los mismos, donde nadie está por encima de los demás”, dijo Aguilar. “Es el lugar en donde se realiza el sueño americano que mi padre realizó después de haber dormido en las bancas, muchas noches, con mucho frío”.

Pero, además de una estatua que recordará a los angelinos la vida y labor artística del Charro de México, la ciudad de Los Ángeles dedicará un día a su memoria. A partir de este domingo, cada 16 de septiembre será conocido como Día de Antonio Aguilar.

“Es un gran honor para él y una felicidad. Esta es una ciudad que le ha dado tanto y le sigue dando”, dijo Aguilar aludiendo al hecho de que declaren un día en honor de su padre y refiriéndose a él como si aún estuviera físicamente presente entre ellos. “El ama entrañablemente a su Los Ángeles, donde él vivió, donde padeció, donde fue feliz. El fue muy feliz aquí. Amó con toda su alma a esta ciudad”.