Contrarrestan males a ritmo de zumba

Diabetes, colesterol y la presión arterial, son algunas de las enfermedades más comunes en la comunidad hispana. Pero a ritmo de salsa, merengue y bachata, amas de casa, personas de la tercera edad, jóvenes y niños previenen y controlan enfermedades.
Contrarrestan males a ritmo de zumba
Alumnas de la clase de zumba haciendo sus rutinas de ejercicios en el auditorio de Universidad Popular.
Foto: Belhú Sanabria / La Raza

Chicago.- Personas de todas las edades se reúnen en el auditorio de Universidad Popular para practicar su deporte favorito. La rutina se ajusta a todas las participantes y los ritmos musicales también. Más que venir a mover el esqueleto, ellas vienen porque han tomado la determinación de ponerle fin a la depresión, la ansiedad, el sobrepeso, así como también controlar la diabetes, presión arterial y el colesterol.

Estefany Martínez, de 29 años, hace su rutina de zumba con una agilidad y rapidez que no parece que estuviera gestando. Pero la realidad, es que a ella sólo le faltan tres semanas para dar a luz.

“El médico me dijo que estaba con sobrepeso al principio de mi embarazo. Así que vine a lo de zumba y ahora ya estoy en el peso adecuado. Antes sentía mucho dolor en la espalda, pero ya me siento mejor”.

ACTIVAS Y SALUDABLES

Hay personas que hacen del deporte un estilo de vida, como es el caso de María Morales, de 39 años, quien viene a las clases de zumba seis días a la semana. “Cuando cumples los 40 años, las enfermedades empiezan aparecer sino es el colesterol, es la diabetes y luego éstas desencadenan en otras, es por eso, que hago ejercicio para mantenerme activa y saludable”.

Cristina Pérez, instructora de zumba, dijo que esta disciplina es una combinación de aeróbicos y de baile. “La clase se enfoca en puro ejercicio cardiovascular. Así que lo que más se trabaja es el corazón y a la vez se ejercita todos los músculos del cuerpo. Mientras más te mueves más calorías vas a quemar. También te ayuda si tienes estrés y ansiedad. A las personas que sufren de depresión, este ejercicio les ayuda mucho, les da energía, les levanta el ánimo”.

Para la instructora, la mejor recompensa que puede recibir por su trabajo es, “ver a mis alumnas relajadas, contentas y sudando. Cuando te dicen sabes que me siento bien a gusto, estoy con más energía, baje dos tallas, aunque no estoy tanto presionándolas a que tienen que bajar de peso, porque esto es una decisión personal, lo importante es que ellas se sientan bien”.

Las clases de zumba se dictan los martes, miércoles, jueves y sábado a las 12 del medio día y los viernes a las seis de la tarde, en Universidad Popular, en el 2801 S. Hamlin, en el vecindario de La Villita. La cuota para cada clase es de 2 dólares, niños no pagan. Para mayores informes llamar al (773) 733-5055.