¿Dormir o no dormir después del sexo?

Dormir luego de una sesión de sexo puede ser lo más normal para una pareja, pero para otra puede ser una falta de atención por el otro.

Guía de Regalos

¿Dormir o no dormir después del sexo?
Dormir después del sexo es hasta cierto punto normal, pues el cuerpo se relaja.
Foto: Agencia Reforma

Para algunas mujeres terminar una buena sesión de sexo con una pestañita, que muchas veces sirve para recargar pila, es una muestra de desinterés de la pareja; sin embargo, para otras es todo un placer.

Lo cierto es, que dependiendo la situación, una dormidita después de echar pasión no le cae nada mal a nadie.

Si el recostón está precedido por una tarde maravillosa, dormir ‘de cucharita’ con tu pareja puede ser la culminación de una noche inolvidable.

De acuerdo con Stephania, vendedora de caricias, como ella misma se hace llamar, dormir después de tener un orgasmo es algo casi inevitable.

“En ocasiones nosotras como mujeres necesitamos que nos pongan atención, que nos platiquen y que nos hagan sentir que les importamos no solamente para venirse y ya, pero el cuerpo te lo pide y así ni modo de negarse”, dijo Stephania.

Milah, escort y colaboradora de Grupo REFORMA, cree los hombres cambian de actitud antes y después de haber tenido un orgasmo.

“Los hombres son unos antes de la relación sexual y totalmente otros cuando ya se vinieron. Los orgasmos hacen que se les quite toda la calentura y lo único que quieren es espacio para ellos una vez que lo alcanzaron”, comentó Milah.

Un sondeo realizado a 15 mujeres arrojó que la mayoría creen que dormir después de tener sexo es un acto natural, pues el cuerpo se relaja, y que no les molestaría si su pareja lo hiciera siempre y cuando los dos puedan conciliar el sueño.

Las mujeres entrevistadas comentaron que si es él quien se duerme después de llegar al clímax y no hace por platicar con su pareja, lo interpretan como un “ya cumplí, ahí te ves”.

“Me gustaría que, después de haber hecho eso, nos podamos dormir los dos abrazados y así, pero los dos… que sea como algo lindo y mutuo después de haberle echado ganas pero que se duerma sólo él no está padre”, comentó una de las entrevistadas.

  • “Es normal y es más común que les de sueño a los hombres que a las mujeres por el desgaste físico. A las mujeres como que nos reanima un poco y después nos dan más ganas”: Norma.
  • “Creo que es una reacción normal después de un encuentro apasionado, pues el cuerpo se relaja y trata de compensar la energía utilizada en una actividad vigorosa, además de que se necesita gran confianza entre ambas personas para poder dormir después del acto”: Romina.
  • “Creo que no se debe perder tiempo en esos momentos, si vas a estar con alguien y ambos se desean, son momentos que se deben aprovechar al máximo y hacerlo cuantas veces sea necesario hasta quedar completamente satisfecho; nada da dormir y si tu pareja quiere dormir, estimularlo para que lo quiera volver hacer”: Julieta.