Juez exonera de cargos a expandillero (video)

James Edward Smith había sido condenado por un homicidio ocurrido en 1993, pasó 19 años tras las rejas

Juez exonera de cargos a expandillero (video)
James Edward Smith de 37 años, tenía 18 años cuando fue enviado a prisión por un crimen que no cometió.
Foto: Video de KTLA News

Un exmiembro de una pandilla de Los Ángeles fue eximido ayer de una condena por homicidio que lo mantuvo detrás de las rejas durante 19 años mientras que en la audiencia resonaba el júbilo tras el fallo y porque el hombre fue puesto en libertad.

Ayer los abogados de James Edward Smith pidieron al juez que invalidara las condenas por homicidio e intento de homicidio en relación con un tiroteo ocurrido en 1993, por el que se le había declarado culpable.

Smith, de 37 años, tenía 18 años de edad cuando fue enviado a la cárcel. Dijo que el 9 de septiembre de 1993 se encontraba en la casa de su abuela junto a otros miembros de la familia cuando tuvo lugar el tiroteo a tan solo unas cuadras de la vivienda, ubicada en una zona asediada por las pandillas.

Explicó que no supo nada sobre este delito hasta que su madre le llamó para contarle.

El único testigo ocular -una víctima que recibió un disparo pero que sobrevivió- se retractó de su testimonio afirmando que la policía lo había presionado para que nombrara a Smith como la persona que había disparado.

Innocence Matters, un bufete de abogados de interés público ubicado en Torrance, trabajó para obtener la exoneración de Smith.

Landu Mvuemba se reunió con los representantes de Innocence Matters en el año 2010 y espetó de inmediato que había mentido en el juicio, según los expedientes judiciales presentados por la abogada Deirdre O’Connor, quien lideraba el grupo.

“A los dos minutos de comenzar la entrevista, Mvuemba se retractó”, afirmó por escrito O’Connor. Mvuemba tenía 16 años cuando ocurrió el suceso.

Admitió ante los representantes de Innocence Matters que “la policía me dijo que ellos sabían quién lo había hecho”, se afirmó en una moción presentada por la defensa.

Dijo que la policía señaló a Smith, a quien conocía desde la escuela primaria, diciéndole que otros testigos lo habían identificado a él como la persona que había disparado. Mvuemba dijo que también le habían mostrado una foto de su amigo, DeAnthony Williams, que murió en el tiroteo, y dijo, “Me sentí muy presionado a respaldar esa versión”.

Las dos víctimas se encontraban en la calle examinando el lugar de los hechos de otro tiroteo ocurrido la noche anterior cuando un automóvil se acercó y alguien comenzó a disparar.

Mvuemba dijo que en tres oportunidades intentó señalarles a las autoridades que no había visto lo suficiente como para dar testimonio, pero no fue escuchado.

“Mvuemba sabía que era correcto identificar al señor Smith como el hombre que le disparó”, según la moción presentada por la defensa. “Pero cuando vio llorar a la madre de su amigo muerto en la sala del tribunal, sintió que no tenía otra opción”.

Mvuemba se encuentra actualmente en la cárcel al haber sido procesado por violación a la ley.

O’Connor también afirmó que el juicio de Smith fue socavado por la ineficacia de los abogados que los defendieron, quienes no investigaron el caso adecuadamente durante el juicio y la apelación. Dijo que con frecuencia los abogados y la policía toman “atajos” en lo que respecta a los casos de pandillas.

“El señor Smith no fue el que disparó”, se afirmó en la moción. “No se encontraba en el lugar de los hechos”.

Smith pasó el último fin de semana en la cárcel, ya que la audiencia a celebrarse el viernes pasado debió postergarse debido a que el juez estaba enfermo.