Identifican a agente de la Patrulla Fronteriza acribillado en Arizona

Nicholas Ivie, de 30 años, falleció por heridas de bala en la madrugada del martes en Arizona.
Identifican a agente de la Patrulla Fronteriza acribillado en Arizona
El tiroteo ocurrió la madrugada de este martes.
Foto: AP / Arizona Daily Star, Mike Christy

Phoenix .- El agente de la Patrulla Fronteriza muerto a balazos la madrugada de este martes en un punto del sur de Arizona, cerca de la frontera con México, fue identificado como Nicholas Ivie, de 30 años.

Ivie tenía cuatro años dentro de la corporación y era originario de Provo, Utah.

Se trata del primer agente fronterizo acribillado desde la muerte de Brian Terry, en un enfrentamiento a balazos con presuntos narcotraficantes mexicanos en diciembre de 2010 cerca de Nogales, Arizona.

Ivie y otro agente fronterizo vigilaban la madrugada de este martes un área desértica al norte de Naco, Arizona, a unos 160 kilómetros al sureste de Tucson, cuando fueron atacados a balazos.

El agente que acompañaba a Ivie resultó con lesiones de bala en un tobillo y en los glúteos, pero fue reportado en condición estable la tarde de este martes. Las autoridades no han identificado el agente herido.

Funcionarios de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) informaron en rueda de prensa en Naco, que decenas de agentes han barrido la zona en búsqueda de evidencias e indicaron que la escena del crimen aun está siendo revisada en un proceso que podría prolongarse varios días.

El Departamento del Sheriff del Condado de Cochise colabora con las averiguaciones del FBI pero conduce también su propia investigación, dijo Carol Capas, vocera de la corporación que tiene su base en Douglas, Arizona.

Hasta ahora, las autoridades no han realizado ningún arresto, pero han señalado que se sospecha que más de una persona disparó contra los agentes.

La Patrulla Fronteriza informó que el agente fallecido se sumó a esa corporación en 2008 y antes se había desempeñado como paramédico.

Un total de 26 agentes de la Patrulla Fronteriza han muerto durante el desempeño de su trabajo desde 2002, la mayoría de ellos en accidentes vehiculares.

La muerte de Ives desató este martes una serie de declaraciones de parte de funcionarios públicos para destacar el peligro y riesgo de violencia en la zona de la frontera con México.

La gobernadora de Arizona, Jan Brewer, dijo que el día de la muerte de Ives debe ser no sólo un día de lágrimas, sino también un día de cólera.

“Debe ser de una ira justa, de la clase que causa el profundo dolor ante el fracaso federal y el estancamiento político que ha dejado a nuestra frontera sin garantía y nuestra Patrulla Fronteriza en peligro”, dijo la gobernadora.

“Han pasado 558 días desde que la administración (del presidente Barack) Obama declaró que la frontera México-Estados Unidos “estaba ahora más segura que nunca. Hoy voy a recordar esa declaración”, dijo la gobernadora en un comunicado.

El senador republicano, John McCain, señaló a su vez que “los acontecimientos de hoy son un trágico recordatorio de las amenazas que los agentes de la Patrulla Fronteriza se enfrentan cada día en el cumplimiento del deber”.

El también senador republicano, Charles Grassley, declaró que “los agentes de la Patrulla Fronteriza ponen sus vidas en peligro todos los días para detener a los que cruzan la frontera y a los miembros de cárteles de la droga que se aventuran ilegalmente a Estados Unidos”.