Recaba fondos en Hollywood

Para Obama, la ciudad resultaría gran bastión recaudatorio
Recaba  fondos en Hollywood
El presidente Barack Obama en un acto de campaña celebrado ayer en la Universidad Estatal de Cleveland en Cleveland, Ohio.
Foto: AP

A falta de un mes para las elecciones presidenciales en Estados Unidos y tras caer derrotado en el primer debate frente a Mitt Romney, Barack Obama mantiene la confianza en Hollywood, su gran bastión recaudatorio, como se volverá a demostrar este domingo con una cena a 25 mil dólares por cubierto y un concierto con entradas de hasta dos mil 500 dólares.

Ese evento musical, celebrado en el teatro Nokia de Los Ángeles y denominado “30 Days to Victory Concert”, contará con las actuaciones de Jon Bon Jovi, Earth, Wind & Fire, Jennifer Hudson, Stevie Wonder y Katy Perry, además de la presencia del propio Obama y Julián Castro, alcalde de San Antonio, Texas.

Las entradas de 44, 100 y 250 dólares ya están agotadas, pero siguen a la venta opciones de 500, mil y hasta dos mil 500 dólares, con acceso especial entre bastidores y asientos junto a la orquesta.

A continuación seguirá una cena en el cercano WP24, el restaurante de Wolfgang Puck, conocido como el chef de los Óscar, a 25 mil dólares por comensal. Este acto lo organiza el productor Jeffrey Katzenberg, posiblemente el mayor valedor de Obama en Hollywood.

Precisamente Katzenbeg, directivo de DreamWorks Animation y productor de películas como “Chicken Run” (2000), “Shrek” (2001) y “Shrek 2” (2004), será distinguido el próximo 1 de diciembre con el premio humanitario Jean Hersholt, un Óscar honorífico, por sus actividades filantrópicas.

Pero el papel que ha desempeñado en el apoyo a Obama incluso antes de su llegada al poder ha sido y sigue siendo fundamental, especialmente con su donación de dos millones de dólares para iniciar Priorities USA Action, el mayor “súper PAC” (súper comité de acción política) demócrata.

Katzenberg, tradicionalmente ligado a los Clinton, apoyó a Obama desde su irrupción al igual que sus socios en DreamWorks, Steven Spielberg y David Geffen, marcando el cambio de tendencia en la industria.

Su labor a la hora de recaudar fondos de forma directa para el presidente ha elevado la cifra de beneficios para su campaña en siete millones de dólares durante los últimos cinco años, lo que le sitúa entre los máximos contribuyentes a la campaña demócrata gracias a actos como el que tuvo lugar en la casa del actor George Clooney en el mes de mayo. Por aquel evento que ayudó a gestionar desfilaron Salma Hayek, Billy Crystal, Robert Downey Jr., Barbra Streisand, Jack Black o Tobey Maguire y se recaudaron 15 millones de dólares, convirtiéndose así en el más exitoso hasta la fecha de entre los eventos recaudatorios de Obama.

Tras los actos del domingo, el exmandatario estadounidense Bill Clinton se unirá a Obama y Castro en un desayuno en la residencia de Pacific Palisades del empresario televisivo Michael King a primera hora del lunes, un evento para el que las entradas oscilan entre los mil y los 40 mil dólares, precio que incluye asientos preferentes y la oportunidad de saludar y fotografiarse con Obama.

Meses atrás, en octubre de 2011, fueron Antonio Banderas y su esposa, Melanie Griffith, quienes facilitaron su residencia en Hancock Park, en uno de los numerosos actos celebrados en Los Ángeles para financiar la campaña del líder demócrata. Otros nombres, esta vez asociados a la NBA —como son Michael Jordan, Patrick Ewing y Carmelo Anthony— también ayudaron en agosto a sufragar los gastos de promoción electoral con el evento “Obama Classic”, en el que quienes contribuyeron con donativos tuvieron la posibilidad de anotar unas canastas junto a sus ídolos. En 2008 Obama generó gran entusiasmo entre numerosos sectores de la población con sus mensajes de cambio y esperanza.