La pasividad sexual no es para las mujeres

Una experta en sexualidad humana sugiere que las mujeres deben dejar de ser pasivas sexualmente para preocuparse por su propio placer.
La pasividad sexual no es para las mujeres
Las mujeres deben dejar de lado la pasividad sexual.
Foto: Archivo

Acabar con la pasividad y conformismo femeninos, mezcla que provoca que la mujer no disfrute a plenitud su sexualidad, es el propósito de Sylvia de Béjar.

De acuerdo con la autora de “Tu Sexo es Tuyo” (Océano), hay muchas mujeres que no disfrutan para nada, hay otro grupo que sí disfruta pero relativamente porque dejan que la pauta de su sexualidad la marque el hombre. “Un tercer grupo sí toma la sexualidad en sus manos y decide preguntarse: ‘¿Yo qué quiero?'”.

Según la especialista en sexualidad humana y educación sexual de origen español, en la mujer los principales problemas son la insatisfacción sexual motivada por su desconocimiento o falta de cultura sexual, así como la falta de deseo, la cual también tiene que ver con la falta de cultura sexual y de imaginación.

“Los problemas de los varones son la disfunción eréctil y la eyaculación precoz. En ellos las problemáticas son más físicas y en nosotras más psicológicas”, señala en entrevista.

En el último capítulo de su libro ofrece 365 ideas más una para que las parejas no caigan en la rutina.

“Los principales problemas de la pareja son la rutina y la falta de deseo. En el sexo tiene que haber variedad, novedad, misterio y algo prohibido, algo que te interese, que te haga desear. La rutina es uno de los componentes que causan la falta de deseo”.

¿De qué forma las mujeres pueden trascender esa pasividad, cómo les afecta tener una vida sexual insatisfactoria y qué papel juega la autoestima son algunas de las preguntas que respondió.

-¿Por qué el título del libro? ¿Está dirigido a la mujer?

-Porque tu sexo es tuyo y tienes que cuidarlo y disfrutar de él depende de ti no de tu príncipe azul. Lo escribí dirigiéndome a la mujer en tono de amiga, porque es un tema difícil e íntimo y genera mucho pudor. Me río, critico, me enfado. Muchos hombres lo leen porque habla de mujeres y hombres y lo que pueden hacer juntos. Lo leen porque dicen: “No entiendo a las mujeres”.

¿Cuál es el propósito?

-La idea es que la mujer esté convencida de que tiene derecho a tomar sus propias decisiones y a vivir su sexualidad como considere y que tenga todas las herramientas y el conocimiento necesarios para hacer esto realidad. Cuando tienes el conocimiento, pierdes el miedo. Si tienes claro cómo eres y lo que tienes, cómo utilizarlo y cómo compartirte, pierdes el miedo.

-¿Por qué la mujer es conformista?

La mujer ha sido educada en la pasividad. El hombre es el que conquista, el que logra, el que hace y nosotros somos las que nutrimos emocionalmente. Nos han enseñado a nutrir emocionalmente a toda la tribu, pero no a nutrirnos emocionalmente a nosotras y una de las maneras de nutrirse es cuidar este aspecto de la vida.

-¿Cómo se da la sexualidad femenina?

Muchas no gozan y muchas no acaban de gozar todo lo que podrían porque no se atreven a decir lo que quieren ni a pedir lo que quieren.

-¿Qué sucede con el sexo reprimido?

Acaba manifestándose de una manera u otra. Puede manifestarse en enfermedad, ya sean complicaciones psicológicas o ginecológicas. El sexo es reproducción, placer y comunicación afectiva. Si se suprime de la relación se está suprimiendo el placer compartido y la comunicación afectiva y eso perjudica el vínculo.

-Otro de los temas de importancia en el libro es la autoestima ¿Por qué?

Hay muchas mujeres con problemas de autoestima. Partimos de la base de que somos el sexo carente, el sexo débil, nos han educado así. Es una gran mentira, no es verdad. Así que la autoestima femenina es bastante frágil.

Información www.sylviadebejar.com

“Vivimos una sexualidad falocéntrica, donde el pene es el protagonista, y coitocentrista, donde el coito lo único, y para una mujer eso no es así, no funciona así y es hora de derrumbar ese mito”.

Sylvia de Béjar

Especialista en sexualidad humana