Pruebas en el LAUSD

Cabe resaltar las mejoras en los exámenes API en nuestro distrito escolar
Pruebas en el LAUSD

El Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles ha dado buenas noticias al mostrar una marcada mejoría en las pruebas del Índice de Desempeño Académico (API). Este resultado es de destacar, especialmente ante los numerosos recortes que ha sufrido la enseñanza básica pública.

Este índice mide las escuelas en una escala de 200 a 1,000 puntos a través de diversos exámenes estatales. La meta es alcanzar los 800 puntos, estimándose que si cada alumno de una escuela registra una puntuación acorde a su nivel, el registro sería de 875 puntos.

No es fácil celebrar que solamente un tercio de las escuelas del LAUSD haya pasado la meta. Sin embargo, es esperanzador que haya una tendencia a la superación que lleva por lo menos cinco años consecutivos.

En este caso es justo reconocer la labor de los maestros que con menos recursos -y bajo la repetida crítica a su sindicato de no interesarse por los alumnos- son los principales responsables de los resultados. Si lo son para mal, también lo son para bien.

Al mismo tiempo, asimismo hay mucho por mejorar. Se estima que 47% de las escuelas primarias superó los 800 puntos, mientras que solo 20% de las escuelas media lo logró y apenas el 6% de la escuela secundaria. Estos porcentajes revelan la magnitud del reto por delante.

Se puede argumentar que el API no es un marcador adecuado para medir el aprendizaje de un alumno. También es debatible decir que en la educación se otorga demasiado énfasis en aprobar exámenes en vez de enseñar a tener un pensamiento crítico.

En el LAUSD hay muchos problemas y el desafío es inmenso para dar el giro de manera que los alumnos salgan adelante con sus conocimientos académicos.

En este aspecto creemos que la extensión del contrato del superintendente escolar John Deasey por un año más, realizada esta semana, es una buena señal.

El resultado del API es tan solo una medición de tantas, pero qué bueno cuando el LAUSD muestra alguna mejoría.