Felipe Calderón

Felipe Calderón pasará a las historia como “el carnicero de México”, con 90,000 muertos, 250 mil exiliados por razones de seguridad, una elevada deuda externa después de 12 años de un mismo partido de de corrupciones y nepotismo, dejando al país ya no no en la pobreza, pero sí en la miseria y al borde del estallido social.

En 2006 se propuso exterminar a las decenas de miles de militares que desertaron para unirse a los narcotraficantes fascinados por el poder del dinero y mejores armas que estos últimos les ofrecían.

De esa manera nacieron los Zetas, que aunque la mayoría del grupo original ha muerto, sus tácticas y adiestramiento ha sido esparcido a todos los cárteles.

Como presidente del empleo, sí cumplió y hay cientos de miles de plazas vacantes (exiliados y muertos), floreció la fabricación de ataudes, la industria de los cementerios, la venta de las flores y las coronas.

De los millones de empresario formales todos son pagados dos con salarios de Tercer Mundo, donde te cargan todo a precio de Primer Mundo. Es decir ganas seis dólares al día y para sobrevivir ese día necesitas 20 dólares.