Cadena perpetua para el asesino

Carlos Velásquez fue acusado de asesinar al oficial Juan A. Escalante

La víctima, Juan Abel Escalante, agente del  Sheriff.
La víctima, Juan Abel Escalante, agente del Sheriff.
Foto: Suministrada

Carlos Velásquez, acusado de asesinar al oficial del Departamento del Sheriff, Juan Abel Escalante, fue sentenciado ayer a cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional.

La sentencia la dictó el juez de la Corte Superior, Ronald S. Coen, luego que Velasquez se declarara culpable de asesinato en primer grado y posesión de armas de fuego, en agosto.

“Se hizo justicia”, dijo Phillip Stirling, uno de los fiscales del caso, perteneciente a la sección Crimes Against Peace Officers Section (CAPOS) de la oficina del Fiscal de Distrito. “Los miembros de pandillas matan personas todo el tiempo y este caso no sólo establece un precedente sino que les envía un mensaje de que si asesinan a alguien, los fiscales van a tomar seriamente ese caso”.

Sterling añadió que Velásquez se declaró culpable para evitar la pena de muerte.

Velásquez, de 28 años, admitió haber actuado como miembro de la pandilla conocida como la Avenue. El crimen por el que se condenó a Velásquez tuvo lugar el 2 de agosto de 2008, cuando el oficial se disponía a ir a su trabajo en la Cárcel Central de Hombres. De acuerdo con Stirling, Velásquez se encontraba en compañía de otros cuatro miembros de su pandilla cuando vieron a Escalante. Ellos pensaron que el oficial era miembro de una pandilla rival, la Cypress Park, por lo que Velásquez se bajó del auto y le disparó a Escalante en la cabeza.

La División de Homicidios y Robo del Departamento de Policía de Los Ángeles y la Oficina de Homicidios del Departamento del Sheriff llevaron a cabo una extensa investigación que condujo a la detención de Velásquez, el 12 de diciembre de 2008. Además de Velásquez, otras personas implicadas en el caso, José Rentería, Armando Albarrán y Roberto Salazar aún esperan por su sentencia.