Mayoría no cree era ‘El Lazca’

Un sondeo revel aque solo 26% de los entrevistados cree que la Marina de México mató a Heriberto Lazcano Lazcano

MÉXICO, D.F. (EFE).— El 41% de los mexicanos no cree que el líder de Los Zetas, Heriberto Lazcano Lazcano alias “El Lazca”, haya muerto en un combate con la Marina mexicana y el 33% dijo que no sabe si creer o no en la versión de las autoridades, según una encuesta divulgada ayer.

El sondeo elaborado por la empresa Parametría revela que sólo 26% de los entrevistados cree que la “Marina mató a Heriberto Lazcano” en un enfrentamiento registrado el 7 de octubre en el estado norteño de Coahuila, luego de una “serie de contradicciones e inconsistencias en el caso”.

Un comando armado robó el cadáver de “El Lazca” el 8 de octubre, cuando todavía no se había confirmado que se trataba del líder de Los Zetas, aunque previamente se habían tomado muestras genéticas y huellas dactilares.

La identificación se llevó a cabo gracias a esas huellas y a estudios antropométricos pero la Marina mexicana tardó tres días para informar que estaba segura de la muerte de Lazcano. Además admitió una imprecisión sobre su altura al señalar que en realidad medía 1.80 metros y no 1.60, como aparecía en la base de datos.

El lunes agentes fiscales tomaron muestras genéticas del cadáver del padre de Lazcano, enterrado en un cementerio de la ciudad central de Pachuca, para despejar las dudas que aún rodean la muerte del máximo dirigente “zeta”.

El 76% de los entrevistados dijo haberse enterado de la muerte del capo de Los Zetas, uno de los más violentos de México, y un 72% del robo del cadáver. Un 47% opinó que la violencia seguirá igual en el país tras la muerte del líder de Los Zetas, un 31 dijo que aumentará, solo 11% estimó que bajará y otro porcentaje igual dijo no saberlo.

La encuesta, realizada del 13 al 17 de octubre entre 500 ciudadanos en sus hogares, tiene un nivel de confianza del 95% y un margen de error de más-menos 4.4%.

“El Lazca” o el “Z3” fue un militar de elite que abandonó el Ejército en 1998 para pasarse al otro bando y fundar el grupo de Los Zetas, uno de los más sanguinarios de México y que durante más de una década fue el brazo armado del cártel del Golfo. A principios de 2010 Los Zetas, liderados por Lazcano, se escindieron de ese cártel y comenzaron una cruenta lucha por el control del territorio, la cual ha dejado numerosas víctimas.