Realza a Sinaloa en Washington

Gobernador advierte que darán la lucha por el tomate mexicano

Realza a Sinaloa   en Washington
El gobernador sinaloense, Mario López Valdéz, en el el marco del Festival Internacional Cervantino 2012 en Culiacán, Sinaloa; se dice consternado de que el tomate mexicano no entre en el mercado de EEUU.
Foto: Notimex

WASHINGTON, D. C.—En la calles, violencia e inseguridad, una imagen muy diferente a la que mostró ayer en Washington Mario López Valdéz, gobernador de Sinaloa, estado exportador y destino turístico que tiene mucho que ofrecer a Estados Unidos.

Aunque la guerra contra el narcotráfico sigue cobrando vidas en México, a nivel de reuniones bilaterales y políticas los funcionarios mexicanos insisten en mostrar cifras diferentes en EEUU.

López Valdéz llegó ayer al Instituto México del Woodrow Wilson Center para hablar de una reducción del crimen en 20% y un descenso de 41% en la tasa de homicidios en Sinaloa, uno de los estados que se han destacado en la prensa mexicana como las áreas más inseguras del país.

“Sinaloa es víctima de la falta de inteligencia de quienes tenemos la responsabilidad. La única noticia que trasciende de mi estado es la mala, aunque existan nueve buenas a la par”, dijo López Valdez.

“Hay países más peligrosos que México, pero no existe esa percepción. Hay ciudades más peligrosas en Estados Unidos. Vengo a defender a mi estado”, agregó.

El gobernador destacó que en los 21 meses que lleva en el ejercicio de su cargo se han logrado avances significativos, entre ellos la purificación de su fuerza policial, de la cual estima que se ha perdido cerca de la mitad de los efectivos al no pasar la prueba del polígrafo.

Asimismo el funcionario se vio complacido ya que, según él, EEUU removerá muy pronto la alerta de viaje para Mazatlán, que emite el Departamento de Estado —un aviso que se extiende para informar a los estadounidenses sobre la situación de seguridad local en caso de futuros viajes—.

Pero detrás de la visita de López Valdéz también están las diferentes discusiones por el acuerdo de suspensión de dumping a las exportaciones del tomate mexicano.

En septiembre el Departamento de Comercio de EEUU decidió vetar el tomate mexicano en respuesta a una petición de productores de Florida, que consideran que el producto es vendido por debajo de sus costos.

Desde entonces se ha iniciado una lucha frontal desde México para impedir la aplicación de un arancel de 16.65% que entraría en vigor en 2013.

“Ningún estado produce más tomate en México que Sinaloa. Veo con una enorme preocupación que pudiera impedirse la entrada del tomate a Estados Unidos. De ser así, llegará un producto más malo y más caro”, dijo López Valdéz.

“Sé que Florida tiene un enorme peso en el sistema electoral y que quizás se esté haciendo un uso del momento político para poner este tema a discusión […] Creo que habrá la inteligencia, capacidad y acercamiento para que dos naciones vecinas lleguen al punto de encuentro”.

“Si no se pudiese llegar a acuerdo, existen los tribunales. Podemos revisarlo con el Tratado de Libre Comercio (NAFTA)”, aseveró.

Asimismo el gobernador de Sinaloa advirtió a Estados Unidos que si el tomate mexicano no puede entrar al mercado estadounidense podrían darse enormes repercusiones que van más allá del consumo.

Entre ellas citó el desempleo de 250 mil jornaleros y la posibilidad de que, sin tomate para sembrar y cosechar, podrían verse obligados a buscar otras oportunidades en los campos estadounidenses.