Andy García no se siente un “actor latino” (Fotos y video)

Orgulloso de sus orígenes, Andy García dice que es simplemente un actor sin etiquetas.

Andy García  interpreta a Enrique Gorostieta Velarde, que lucha al lado de los cristeros.
Andy García interpreta a Enrique Gorostieta Velarde, que lucha al lado de los cristeros.
Foto: Cortesía

El actor cubano Andy García calificó a “Cristiada”, del director estadounidense Dean Wright, como “una película sumamente importante y supe que iba a ser una aventura memorable”, informó el diario “El Mercurio”.

En entrevista con la edición digital del periódico chileno desde Los Ángeles (Estados Unidos), el protagonista de la cinta añadió que la Guerra Cristera “es un período que ha sido un poco tapado. Ni siquiera se enseña en las escuelas mexicanas”.

García, quien interpreta a Enrique Gorostieta, precisó que “ésta es una película histórica que habla sobre la libertad religiosa, pero también sobre la lucha por la libertad más absoluta del ser humano.

“Y da la casualidad de que soy católico, pero no hay que serlo para ver o participar en ella. Para mí fue un verdadero honor poder interpretar a Enrique Gorostieta”, comentó.

Dijo que tuvo “cierto contacto” con familiares de Gorostieta, con quienes “intercambiamos unas cartas, pero la verdad es que sentí que debía encontrar al Gorostieta dentro de mí. Revisé material sobre él y busqué en mi interior para celebrar y sufrir con él”.

Al preguntarle si se siente un “precursor” para los latinos en Hollywood, García dijo que “debo decir que, aunque estoy orgulloso de mis orígenes, nunca me he sentido un actor latino”.

“Yo soy un actor, y creo que es ese segundo nombre lo que hace que los actores sean etiquetados en Hollywood. Además, tampoco me siento un precursor, porque yo vengo después de lo que hicieron grandes como José Ferrer o Anthony Quinn”, aseguró.

Reconoció que “quizás en esta época más moderna, puedo haber formado parte de un pequeño grupo que tuvo la bendición de salir adelante y motivar a una nueva generación. Sí, eso es posible. Gracias a Dios, tuve esa posibilidad, no fue fácil poder abrir esas puertas”.