Pronostican en NY inundaciones “peligrosas” por Sandy

Autoridades alertan que el huracán producirá inundaciones en Long Island y el área de agua comprendida entre la desembocadura del río Hudson y el puente de Verrazano
Pronostican en NY inundaciones “peligrosas” por Sandy
El huracán Sandy ya ha afectado a varios estados y causado inundaciones como se ve en esta imagen de la costa de Carolina de Norte.
Foto: AP

Miami – El huracán “Sandy”, con vientos de 120 kilómetros por hora, sigue su recorrido hacia la costa este de EE.UU. y, previsiblemente, se cruzará con un frente de baja presión que lo fortalecerá antes de tocar tierra el lunes por la noche en el área de Nueva York y Nueva Jersey u otros estados cercanos.

El Centro Nacional de Huracanes (CNH) de EE.UU. alertó hoy en su boletín más reciente de que “Sandy” producirá inundaciones peligrosas en la costa central del Atlántico, incluido el brazo de Long Island en Nueva York y la zona del puerto de Nueva York (el área de agua comprendida entre la desembocadura del río Hudson y el puente de Verrazano).

El centro del huracán se encuentraba al mediodía en la latitud 32.5 grados norte y la longitud 72.6 grados oeste, a unos 420 kilómetros al sureste de Cabo Hatteras (Carolina del Norte) y a unos 575 kilómetros al sur de la ciudad de Nueva York.

Siga aquí la trayectoria del huracán Sandy

Se mantiene en alerta gran parte de la costa de Carolina del Norte y Bermudas con condiciones equivalentes a las de una tormenta tropical, mientras “Sandy” sigue avanzando a 22 kilómetros por hora hacia el noreste (45 grados). Se espera que durante todo el domingo mantenga ese rumbo.

Así, “el centro de ‘Sandy’ avanzará en paralelo por la costa sureste de EE.UU. durante hoy y esta noche. Se espera un giro al norte y luego al noroeste esta noche y mañana temprano, con lo que el centro de ‘Sandy’ podría estar cerca de la costa el lunes por la noche”, según el CNH.

Este organismo alertó, además, de que, antes de tocar tierra, “Sandy” podría cruzarse con un frente de baja presión, sin que ello vaya a hacer que se debilite. “De hecho, es previsible un pequeño fortalecimiento durante ese proceso”, para perder fuerza una vez que ya haya tocado tierra.

Por ello, varios estados de la costa atlántica central y de Nueva Inglaterra ya han emitido alertas por fuertes vientos y la ciudad de Nueva York acelera los preparativos para hacerle frente.

Con sus vientos máximos sostenidos de 120 kilómetros por hora y rachas superiores, “Sandy” es ahora un huracán de categoría 1 sobre un máximo de 5 en la escala de Saffir-Simpson.

Este frente es particularmente amplio, ya que los vientos huracanados se extienden a 280 kilómetros del centro, mientras que a 835 kilómetros de distancia se registran incluso vientos equivalentes a los de una tormenta tropical.

“Las condiciones de tormenta tropical están extendiéndose a través de la costa de Carolina del Norte y se espera que vientos de fuerza galerna lleguen hoy a lo largo de porciones de la costa del Atlántico medio, llegando a Long Island y la parte sur de Nueva Inglaterra el lunes”, advirtió el CNH.

Los expertos advierten de que son previsibles vientos huracanados en lugares de la costa estadounidenses entre Chincoteague (Virginia) y Chatham (Massachusetts).

Esto incluye la bahía de Delaware, la costa del norte de la península de Delmarva, Nueva Jersey, el área de la ciudad de Nueva York, Connecticut y Rhode Island.

Por lo que se refiere a las condiciones del mar, los expertos estadounidenses creen que “la combinación de una peligrosa marejada ciclónica y las mareas causará inundaciones en áreas normalmente secas cercanas a la costa, debido al aumento del nivel de las aguas”.

Si el pico de las marejadas ocurre en el momento de marea alta, el nivel de crecida del agua en tierra podría alcanzar en el brazo de Long Island (en el estado de Nueva York) y en el puerto de la ciudad de Nueva York hasta 3.3 metros, según los cálculos del CNH.

Desde Ocean City (Maryland) hasta la frontera entre los estados de Connecticut y Rhode Island las inundaciones podrían acumular hasta 2.4 metros de agua.

“Dada la gran extensión de los vientos asociados con ‘Sandy‘, los elevados niveles del agua podrían durar múltiples ciclos de la marea, resultando en periodos repetidos de inundaciones costeras y en la bahía”, alertó igualmente el CNH.

El organismo insiste en que estas condiciones se producirán con independencia de que “Sandy” se mantenga como huracán o pierda intensidad y se quede en tormenta tropical o postropical en los próximos días.

Desde el extremo sur de Nueva York hasta Nueva Inglaterra se espera una acumulación de agua de lluvia de hasta 7 centímetros, aunque en casos aislados pueden alcanzarse los 12 centímetros.