Comienzan a recibir beneficios de Acción Diferida

Hijos de inmigrantes reciben los primeros beneficios de la Acción Diferida.
Comienzan a recibir beneficios de Acción Diferida
Fernanda Delgadillo (derecha) fue una de las primeras en solicitar apoyo financiero para obtener la Acción Diferida.
Foto: Suministrada

SAN FRANCISCO.— Samantha Romero se queda pensando un instante antes de describir qué fue lo que sintió cuando recibió su permiso de trabajo: “Pues… fue emoción, alegría, porque voy a poder lograr mis metas y no quedarme ahí, voy a hacer lo que me guste”.

Nacida hace 18 años en México, Samantha es una de las primeras estudiantes del Área de la Bahía en beneficiarse con la llamada Acción Diferida, anunciada a mediados del año por el presidente Barack Obama.

Este mecanismo abre la posibilidad a ciertos estudiantes sin documentos para que accedan a un permiso de trabajo valido por dos años, con posibilidad de renovación.

“Cuando vimos el anuncio que dio Obama estábamos con el temor de saber si sería verdad”, recuerda Samantha. Ella llegó desde Hidalgo con su familia a los 9 años y dice que ahora sus padres están muy contentos con sus buenas noticias.

“Mis papás trabajan en un restaurante. Mi mamá trabaja en pastelería y mi papá es ayudante de mesero. Están muy contentos y me han dicho que ‘para adelante’, que le eche muchas ganas a la escuela”, dice.

Sólo en la zona de la Bahía de San Francisco se estima que unos 16,500 estudiantes podrían ser elegibles para recibir los beneficios de la Acción Diferida. Pero eso no implica necesariamente que ellos o sus familias lo soliciten de manera automática ni tampoco que cuenten con el dinero necesario para hacerlo, específicamente con los $465 que cuesta la aplicación.

Pensando en eso, dos organizaciones que trabajan con latinos en San Francisco se unieron para crear la campaña “United We Dream, Together We Act” (Soñamos Unidos, Actuamos Juntos) para financiar a otras tres organizaciones que ofrecen información, asistencia legal y apoyo financiero a los estudiantes sin documentos.

“En un mes —entre el 15 de octubre y el 15 de noviembre” queremos recaudar 50 mil dólares”, dice Sara Velten, directora de Desarrollo y Comunicacion de Latino Community Foundation. El dinero servirá para apoyar inicialmente las aplicaciones de unos 100 estudiantes.

El dinero donado no pasa por manos de los aplicantes ya que va directamente a las tres organizaciones elegidas: Mission Asset Fund (Fondo Popular de La Misión), Educators for Fair Consideration y Centro Legal de La Raza.

La idea, como dice Velten, es “conseguir gente que se comprometa a recaudar $465 entre sus amigos, usando por ejemplo las redes sociales. El chiste del capitán del equipo es que inspire a otros a donar”.

Y el dinero mantiene el trabajo de larga data que estas organizaciones realizan en favor de familias inmigrantes. Por ejemplo, Mission Asset Fund presta los $465 que cuesta la aplicación, pero el estudiante sólo tiene que pagar de vuelta $310.

“Tienen que pagar entonces $31 por mes, durante 10 meses, sin intereses”, explica por su parte José Quiñonez, director ejecutivo de MAF.

“De esta manera también les estamos ayudando a armar su historial de crédito”, agrega.

De conseguirse la meta propuesta, Latino Community Fund y Latinos A Morir (LAM), la otra organización involucrada en la campaña, podrían elegir a otras nuevas organizaciones para seguir apoyando a los soñadores.

Fernanda Delgadillo es una de las primeras estudiantes que acudió a MAF para solicitar la ayuda con el proceso. Su mamá, Mercedes Olivia Velázquez, dice que estuvo convencida de que eso sería lo mejor para su familia.

“Hay muchos padres que les da miedo de saber si será verdad. Muchos pudimos inspirarlos para que le echen ganas y manden a sus hijos a las escuelas”, dice.

Después de todo, aunque no existe una receta única para salir adelante, esto parace ser una excelente oportunidad. “Para combatir la pobreza, sólo la educación”, resume la señora Velázquez.

Más información: Rally.org/dreamteam, Missionassetfund.org, E4fc.org, Centrolegal.org.

Recuerde:

Para solicitar Acción Diferida tiene que:

—Haber llegado al país antes de los 16 años de edad.

—Haber vivido en el país por un periodo mínimo de 5 años antes del 15 de junio de 2012.

—Ser mayor de 15 años, pero no mayor de 30.

—Haberse graduado de la secundaria o equivalente, estar inscrito en una escuela o ser veterano del ejército estadounidense.

—Tener un historial limpio de delitos graves.

(Fuente: USCIS)