Rivalizan por el cargo de legislador

Latinos pelean con todo por un escaño en la Legislatura de California
Rivalizan por el cargo de legislador
Cynthia Salinas, centro, procesa una boleta enviada por correo en el Registro del Condado de Sacramento de Votantes en Sacramento, California.
Foto: AP

SACRAMENTO.— En los comicios de hoy varios latinos se juegan el todo por el todo para quedarse con un escaño en la Asamblea y el Senado estatales.

Las contiendas más cerradas se libran en dos nuevos distritos electorales: Inland Empire (D-61), donde se enfrentan el demócrata José Medina y el republicano Bill Batey; y el Valle Central (D-32), donde el demócrata Rudy Salas tiene como rival al republicano Pedro Ríos.

Las recientes acusaciones de violencia doméstica contra Roger Hernández, el asambleísta demócrata que busca reelegirse por el distrito 57 de Baldwin Park, han hecho que esa contienda resulte difícil para los demócratas.

José Medina, el candidato demócrata al nuevo distrito 61 de Inland Empire de la Asamblea, ha sido un maestro por tres décadas en el Distrito Escolar Unificado de Riverside. En 2000 y 2010 fracasó en su intento por obtener una curul en el viejo distrito 64 de Palm Desert. Medina se enfrenta al candidato republicano Bill Batey, concejal de Moreno Valley y quien es un latino afroamericano de segunda generación.

Lo que mantiene optimistas a los demócratas respecto al triunfo es que el rediseño de los distritos que creó el distrito 61 arrojó que 43.03% de los electores son demócratas, mientras que 37.62% son republicanos y hay un 15.49% que no está comprometido con ningún partido político. Hace dos años en el distrito 64 que antecedió a la creación del 61, 34.52% era demócrata y 43.27% republicano, mientras que 17.40% de los electores no tenían un partido de preferencia.

Otra competencia reñida es la que enfrenta el demócrata Rudy Salas contra el republicano de Delano, Pedro Ríos, por el distrito 32, que abarca partes de Fresno, Tulare y Bakerfield, en el Valle Central. Salas es el primer hispano en la historia de Bakerfield en convertise en concejal.

El problema para el republicano Ríos —un pequeño empresario, exmaestro y exconcejal de Delano— se encuentra en no haber revelado desde el principio que entró al país de manera indocumentada cuando tenía nueve años.

El tema no tendría mayor importancia si no fuera porque el Partido Republicano del que emergió no es partidario de la inmigración indocumentada. Ríos reveló que vino de manera indocumentada hasta que le preguntaron. También ha causado incredulidad el hecho de que, pese a su origen, no esté a favor del DREAM Act, el proyecto de ley que busca legalizar a los jóvenes que, como él, llegaron al país de manera indocumentada siendo niños.

“Hasta ahora su estatus previo como indocumentado no le ha impactado pero sí lo va a afectar con la extrema derecha y la extrema izquierda, que pueden verlo como un engaño. Pero él sí quiere una reforma migratoria, aunque no de la manera como los demócratas la ven”, señaló Luis Alvarado, consultor republicano.

Una contienda difícil es la que libra por el distrito 57 de Baldwin Park, donde el asambleísta demócrata Roger Hernández enfrenta cargos por violencia doméstica luego de que una mujer solicitara una orden de restricción a partir de un incidente en julio pasado.

Además:

Más noticias en Voto 2012

Guía de Proposiciones en la boleta electoral de California

Tu Guía rápida para las elecciones