Despiertan el voto inmigrante

Activistas tocaron 25 mil puertas de San Diego a Sacramento

Despiertan el voto inmigrante
Miembros de CHIRLA sorprendieron con mariachi a votantes para llevarlos a las urnas .
Foto: La Opinión - J. Emilio Flores

El Son de la Negra resonó frente a la casa de Edna Hernández muy temprano ayer que era martes electoral.

La trompeta, el violín, la guitarra y la vihuela despertaban a los vecinos de Sun Valley.

Era el llamado que hacía un grupo de activistas para movilizar el voto latino, una acción simultánea que se llevó a cabo en 14 ciudades del California.

“Me despertaron para venir a votar, pero es para una buena causa, es bonito escuchar el mariachi para una como mexicana”, dijo Edna Hernández mientras se dirigía a la casilla de la mano de su hijo Julián, de apenas 2 años de edad.

“Yo creo que hay una gran diferencia entre quienes no votan y quienes sí votamos, con que yo ponga mi opinión eso cuenta, aunque no pasen las leyes que yo quiero”, agregó.

Horacio Arroyo, director de participación cívica de la Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes en Los Ángeles (CHIRLA), dijo que la idea era tocar la puerta de 25 mil casas en todo el estado.

“Estamos despertando el voto inmigrante que será muy importante en California y en la nación para elegir a una nueva generación de personas que apoyan los temas del inmigrante”, comentó. “Estamos desde San Diego hasta Sacramento, en lugares donde el voto inmigrante tiene potencial para hacer un cambio”.

Ana Cecilia Orellana, una joven de 23 años que colabora con el movimiento estudiantil de los DREAMers o “Soñadores”, fue otra de las que despertaron para salir a votar.

“Me despertaron a las 7:45 de la mañana, pero es bien importante salir a votar tanto por el presidente como por las proposiciones y es bien lindo despertar con el mariachi, una buena idea”, comentó al dirigirse a la urna acompañada de su mamá.

“No, a mí no me despertaron, yo me despierto a las 4:00 de la mañana todos días”, dijo por su parte la mamá, doña Ana María Orellana, de 66 años de edad.

“Sí ha sido difícil entenderle a esto de las proposiciones, son un poco complicadas por las palabras que han escrito, estuve leyendo y junto con mi mamá decidimos cómo íbamos a votar”, agregó Ana Cecilia.

A decir del activista de CHIRLA, la comunidad inmigrante entiende la importancia de salir a votar, pero para muchos que están votando por primera vez es necesario que los orienten en el proceso.

“Hay quienes no saben cómo votar, dónde está su urna, y por eso decidimos venir con el mariachi para despertar ese potencial de voto inmigrante y así el mariachi los guía hasta la urna”, dijo Arroyo.