Hay respiro en educación

Votantes evitan los drásticos recortes a escuelas públicas en todo el estado

Hay respiro en educación
Tras las elecciones del martes el gobernador Jerry Brown (der.), y Tom Torlakson, superintendente estatal de educación, celebran.
Foto: AP

La victoria de la Proposición 30 trajo alivio para la educación pública en California al evitar los recortes al presupuesto de las escuelas K-12, colegios comunitarios y universidades en 6,000 millones de dólares que el estado planeaba aplicar de forma inmediata de haber fracasado la medida en las urnas.

También se evitará el despido de miles de maestros.

“Esto es una señal de que los californianos creen en el valor de la educación pública”, dijo Dean E. Vogel, presidente de la Asociación de Maestros de California (CTA). “Han decidido parar con el incremento en las colegiaturas, en el número de alumnos por clase y que los estudiantes tengan clases de música, arte, y acceso a consejeros y enfermeras”, señaló Vogel.

El Distrito Escolar Unificado de Los Angeles (LAUSD), el más grande del estado, es uno de los más beneficiados, no tendrá que recortar 15 días de instrución en el ciclo escolar como hubiera tenido que hacerlo de no pasar la proposición. El superintendente de este distrito, John Deasy, dijo sentirse, “tremendamente agradecido con los votantes de California”.

“Esperamos comenzar a restaurar algunos de los programas y de los empleados que tuvimos que recortar por la devastación fiscal en California”, agregó. Además, el estado regresará al LAUSD los fondos diferidos no recibió en los útlimos cuatro años.

Por su parte, el Sindicato de Maestros de Los Angeles (UTLA)reconoció que aunque la aprobación de la Prop. 30 no resuelve todos los problemas que enfrentan las escuelas, sí le devuelve al LAUSD la capacidad de regresar a un calendario escolar de 180 días y de cancelar los días de descanso forzado para miles de maestros.

“Pedimos a las autoridades del LAUSD que cumplan esa promesa”, dijo el presididente de UTLA Warren Fletcher.

Para otros distritos como el Lynwood, que atiende a 15,000 estudiantes, 92 por ciento de ellos latinos, el triunfo de la proposición significa evitar un recorte a su presupuesto de 7 millones de dólares.

“El no haber pasado habría afectado profundamente la moral de todos, afectando el desempeño de los estudiantes”, afirmó el superintendente de este distrito Edward Velazquez.