En el mundo infantil

El actor peruano Ismael La Rosa se une a la serie '1111, en mi cuadra nada cuadra'
En el mundo infantil
Ismael La Rosa (centro) interpreta a Jaime Calderón, el papá de dos de los protagonistas de la serie de Nickelodeon.
Foto: Nickelodeon

MIAMI, Florida.— El peruano Ismael La Rosa es uno de los protagonistas de la serie 1111, en mi cuadra nada cuadra, de la cadena de programas infantiles Nickelodeon y con la que explora una nueva faceta como actor.

La Rosa cree en la fuerza creadora de la palabra y, sobre todo, en el poder de los números. Eso explica su participación en la serie 1111, en mi cuadra nada cuadra, de la cadena de programas infantiles Nickelodeon, en la que La Rosa interpreta a Jaime Calderón, el papá de dos de los protagonistas.

“El número once-once me viene siguiendo toda la vida, así que cuando me ofrecieron esta serie, pensé que estaba destinada para mí”, señaló durante una entrevista realizada desde su residencia en Miami, la ciudad donde recientemente terminó de grabar el programa.

El público adulto además lo conoce por su participación en las telenovelas Gata Salvaje, Una Maid en Manhattan, Aurora y ¿Dónde está Elisa?, entre otras.

La Rosa, que además fue bombero voluntario en su natal Lima y coach motivacional, descubrió su amor por el arte desde que abrió los ojos al mundo.

A través de sus años escolares participó en todas las obras del colegio y “en todo lo que tuviera que ver con la comunicación con el público”.

Pero fue cuando tomaba cursos de agronomía en la Universidad, que se dio cuenta de que su camino era el de la actuación.

Pero aunque él estaba convencido de que así sería, pues cree en la ley de la atracción, que se basa en la creencia de que aquello que deseamos fervientemente siempre se manifiesta, no fue tan fácil convencer a otros.

“Cuando le conté a un amigo que quería actuar en el cine y la televisión, se echó reír a carcajadas. Sin embargo, un mes después tenía mi primer papel protagónico en la telenovela más exitosa del Perú”, contó.

Esta novela, La rica Vicky, le abrió las puertas de la fama y del amor, ya que la realidad superó a la fantasía cuando La Rosa se enamoró de su coprotagonista, Virna Flores.

Con ella tiene dos hijos, un varón de dos años y medio y una niña de dos meses de nacida, que él llama “seres muy especiales y llenos de luz”.

Lejos de las cámaras, La Rosa se describe como un hombre muy espiritual, abierto a los mensajes del universo.

Amante de los deportes, se ha destacado en un sinfín de ellos, del remo a las carreras de auto y del voleibol al tenis de mesa. Sin embargo, sus dos grandes pasiones son su familia y el arte dramático.

“Lo que más disfruto es compartir con mis hijos y con mi esposa al máximo, disfrutar de cada instante con ellos y vivir el presente intensamente”, afirmó con la pasión que lo caracteriza.

Esa pasión también la lleva a la actuación. Es por eso que cuando le preguntan si, tomando en cuenta su excepcional físico, él se considera un galán.

“Yo no me considero un galán, yo soy un actor. No me importa si el papel es de un villano o de un homosexual reprimido, como en Una Maid en Manhattan, o un hombre bastante mayor que yo, como en ¿Dónde está Elisa?. Para mí lo importante es ser un actor versátil”, aseguró.

Por el momento, La Rosa tiene en manos un proyecto del que, entre disculpas, explicó que no puede dar muchos detallar.